Actualizado 04/08/2015 15:19 CET

Toña: la recuperación del empleo "se consolida", pero "las dificultades no han acabado"

   BILBAO, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El consejero vasco de Empleo y Política Sociales, Ángel Toña, ha destacado que "el proceso de recuperación de empleo se va consolidando, al menos en la vertiente cuantitativa", si bien ha advertido de que "las dificultades del mercado trabajo todavía no se han acabado".

   En un comunicado, el consejero se ha pronunciado de este modo en relación a los datos de desempleo del mes de julio hechos públicos este martes, en el que en Euskadi el registro de demandantes parados en Lanbide "ha vuelto a mostrar un fuerte descenso".

   En concreto, se han contabilizado 3.032 parados menos que en junio y 13.520 menos que en julio de 2014, lo que suponen caídas en este indicador del 1,93% y del 8,08%, respectivamente. Tomando como referencia los últimos diez años, el descenso de este julio es el segundo mejor por detrás del registrado en el año 2011.

   Además, el Departamento de Empleo ha destacado que el paro registrado ha disminuido en Euskadi 0,14 puntos más que en el Estado. No obstante, ha lamentado que Lanbide "pese a todo tiene 153.873 parados inscritos en sus listas como demandantes de empleo, lo que equivale a una tasa del 14,5%".

   La Consejería que dirige Ángel Toña ha resaltado, por otra parte, que se acumulan cuatro meses consecutivos de descenso del desempleo. "En julio ha seguido la tendencia del segundo trimestre del año. De hecho en ese periodo de cuatro meses el paro ha disminuido un 10,23%", ha explicado.

   El consejero ha opinado que los datos apuntan a que "el proceso de recuperación de empleo se va consolidado, al menos en su vertiente cuantitativa", de modo que en los siete primeros meses de 2015 el paro ha disminuido en 11.898 personas, un 7,18%.

   Además, ha remarcado que el descenso del paro ha sido "bastante homogéneo" en los tres Territorios y sobresale especialmente el descenso registrado en la comarca de Margen Izquierda (con 587 parados menos en un mes), "una de las más castigadas y con la tasa de paro más elevada" (del 18,2%). Entre las capitales, Vitoria es la que más reduce el paro (con 441 parados menos), por delante de Bilbao (-333) y San Sebastián (-226).

   Esta caída es también "bastante generalizada" en los distintos sectores económicos, aunque destaca la recuperación en dos sectores de actividad que fueron "especialmente castigados" por la crisis, como la industria y la construcción. Los servicios también han mostrado "una buena evolución".

   Para Ángel Toña, el hecho de que la industria "comience a mover el mercado laboral" es "una buena noticia". En un mes, los parados procedentes de la industria han descendido un 3,37% y los de la construcción un 2,85%. Los vinculados al sector servicios han caído un 1,83% y los procedentes del sector primario un 1,19%.

   Esa tendencia también se observa en tasa interanual, con descensos de los parados vinculados a la industria del 14,74% y en los provenientes de la construcción de 14,05%, frente al 7,26% en los Servicios.

   La mejora experimentada en la Industria es, además, un aspecto "muy destacable por la calidad del empleo que tradicionalmente se le vincula", ha añadido directora de Activación Laboral de Lanbide, Gotzone Sagardui.

   Además, el Gobierno vasco considera "excelente" el comportamiento del registro de contratos, con "incrementos significativos" tanto en la referencia mensual como anual, así como en el acumulado del año. Durante el mes de julio, el número de contrataciones en Euskadi ha sido de 83.610, de los cuales 4.764 ( un 5,7%) han sido de carácter indefinido.

   El número de contratos ha aumentado un 0,8% en relación al mes anterior y un 14,8% respecto a la contratación registrada en julio del año pasado. El acumulado del total de contratos durante este año asciende a 488.786, un 15,84% superior al del mismo mes de 2014. Además, el acumulado de indefinidos asciende a 34.959, un 18,01% superior a 2014.

"LAS DIFICULTADES NO HAN ACABADO"

   No obstante, el consejero ha advertido de que el saldo negativo del número de afiliados en alta laboral a la Seguridad Social en términos mensuales indica que "las dificultades del mercado de trabajo todavía no se han acabado".

   De este modo, ha señalado que, aunque el retroceso es "casi imperceptible" (-0,04%) respecto a junio, "durante los años previos a la crisis lo habitual venía siendo que en julio la afiliación creciera".

   Según ha explicado la Consejería, el descenso de afiliación "cíclico" que sufren sectores como la educación, la hostelería o el primario en época estival no ha podido ser compensado por el aumento en los sectores para los que "esta parte del año es favorable", como la sanidad o el comercio.

   Pese al descenso de afiliados en este mes, ha añadido, "el saldo anual apunta hacia un crecimiento o mantenimiento de la afiliación en casi todos los sectores de actividad".

   En este contexto, ha insistido en que, "aunque el proceso de recuperación parece que está consolidado, no está exento de altibajos que indican la fragilidad del proceso".