Publicado 23/02/2021 18:00CET

Un total de 853 alumnos inician su formación como ertzainas y policías locales en la Academia de Arkaute (Álava)

El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, interviene en la nauguración del primer curso de formación conjunta de Ertzaintza y Policía Local de Euskadi, en Arkaute.
El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, interviene en la nauguración del primer curso de formación conjunta de Ertzaintza y Policía Local de Euskadi, en Arkaute. - IREKIA

El centro acoge el primer curso de formación conjunta de Ertzaintza y policías municipales de Euskadi

VITORIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Academia Vasca de Policía y Emergencias de Arkaute (Álava) ha acogido este martes la inauguración del primer curso de formación conjunta de Ertzaintza y Policía Local de Euskadi, en el que participan 853 alumnos.

La ceremonia inaugural, que ha contado con la presencia del consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, el director de la Academia, Andrés Zearreta, y el presidente de Eudel, Gorka Urtaran, ha comenzado con un minuto de silencio con motivo del 21º aniversario del asesinato, por parte de ETA, del parlamentario del PSE Fernando Buesa y del agente de la Ertzaintza que lo escoltaba, Jorge Díez.

En el curso participan las 853 personas que han superado con éxito el conjunto de pruebas selectivas convocadas y realizadas el año pasado. Estos alumnos iniciarán un periodo de formación de nueve meses antes de incorporarse al cuerpo policial en el que hayan obtenido plaza, según han informado en un comunicado el Gobierno Vasco y Eudel.

A este proceso selectivo se inscribieron 5.989 personas, de las
cuales han sido seleccionadas 700 para agentes de la Ertzaintza y 153 para las policías locales de Euskadi. De esa forma, comienza un periodo de formación remunerada en el que los alumnos adquirirán las destrezas necesarias para afrontar la carrera profesional que inician como agentes de policía.

Una vez superado este curso de nueve meses, los nuevos agentes comenzarán su trabajo práctico en el cuerpo policial en el que han obtenido su plaza. Las prácticas se remunerarán conforme a la escala básica del cuerpo policial al que se incorporen los agentes. Este periodo durará doce meses y, en caso de superarlo con éxito, los alumnos adquirirán definitivamente la condición de funcionario de carrera.

PERFIL DEL ALUMNADO

De las 853 personas que inician el curso, 262 son mujeres y 591 hombres. Esta proporción del 31% de mujeres, aunque sigue siendo "baja", supone un "salto cualitativo", ya que en la actualidad la representación de las mujeres en la Ertzaintza ronda apenas el 14%, según han explicado el Gobierno Vasco y Eudel.

La mayor parte de las personas que comienzan la formación en la academia proceden de Bizkaia (62% del total), mientras que el 22% son guipuzcoanos y el 11%, alaveses. El 5% restante son alumnos de fuera de la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Del total del alumnado, la gran mayoría (90%) ha acreditado algún tipo de perfil lingüístico: B1 (el 3,7% de los alumnos), B2 (el 62,3%) o C1 (23,2%), datos que facilitan el "objetivo estratégico" de que el euskera sea la lengua de relación habitual, tanto interna de trabajo, como de atención a la ciudadanía, según han destacado el Ejecutivo y Eudel.

PROTOCOLOS FRENTE AL COVID

El curso que comienza este martes está marcado por las medidas preventivas derivadas de la pandemia de coronavirus. De hecho, tanto las pruebas selectivas como este periodo de formación se vieron retrasadas el año pasado por la covid-19.

En este contexto, el nuevo curso supone un "reto especial" para la Academia Vasca de Policía y Emergencias, porque se han creado protocolos "estrictos" para evitar contagios. El alumnado se dividirá en 39 grupos de un máximo 20 personas, y la presencia física en la sede de Arkaute será por semanas alternas, de manera que la semana no presencial, el grupo correspondiente recibirá formación 'online'.

Además, la covid-19 ha obligado a aumentar el presupuesto de la Academia en 3,2 millones de euros para remunerar a las personas durante el periodo de formación, realizar obras y compras de material necesario para higienizar espacios, adecuar las infraestructuras a las nuevas distancias, y poner en marcha aulas virtuales de formación.

El Gobierno Vasco se ha comprometido a desarrollar un proceso selectivo anual durante los cuatro años de esta legislatura. El objetivo es garantizar el número de agentes "necesario y suficiente" para cumplir adecuadamente con el servicio público esencial que presta la Policía vasca.

El Gobierno ha destacado que con este curso "se avanza en el compromiso de garantizar el relevo generacional y el rejuvenecimiento de las plantillas de la Ertzaintza y las policías locales de Euskadi".

VETERANÍA Y RENOVACIÓN

El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha afirmado que la "convivencia armónica entre la veteranía y la renovación hará posible que quienes están llamados a entregar el testigo puedan transmitir su conocimiento y experiencia a quienes están llamados a recogerlo".

"Esta combinación de experiencia y renovación va a permitir dar respuesta con solvencia a los nuevos retos y demandas de la sociedad vasca, la sociedad a la que vais a prestar el servicio policial para el que os estáis formando", ha indicado a los nuevos alumnos.

También ha recordado que se trata del primer curso que arranca tras la entrada en vigor de la quinta modificación de la Ley de Policía del País Vasco, lo que supone que la presencia de la mujer en el alumnado "ya registra el efecto de las medidas de discriminación positiva que contempla su articulado".

Además, ha añadido, significa que el curso se impartirá por igual para los aspirantes a la escala básica de la Ertzaintza y los aspirantes a las policías locales que han querido compartir los procesos de selección y formación, "sentando las bases, de esa manera, para un proceso de homologación progresiva de técnicas y criterios de actuación que tiene que revelarse como algo enormemente positivo para incrementar la eficacia del servicio policial en Euskadi".

Erkoreka se ha mostrado convencido de que "esta apuesta por unificar el reclutamiento y la formación de los diferentes cuerpos policiales facilitará, y mucho mas a medio plazo, la coordinación entre todos ellos, contribuyendo a incrementar notablemente en Euskadi la eficacia y la calidad de la prestación del servicio policial".

Por su parte, el presidente de Eudel, Gorka Urtaran, ha puesto en valor la colaboración institucional que ha dado como resultado esta primera promoción conjunta de las Policías Vascas. Así, ha destacado que tanto las Policías Locales como la Ertzaintza han demostrado, especialmente en esta pandemia, que son "un servicio esencial para la ciudadanía".

Urtaran ha apuntado que la sociedad vasca necesita y debe confiar en sus policías. "Tenéis todo nuestro apoyo por parte de los alcaldes vascos. Policías locales y ertzainas sois colaboradores fundamentales de los servicios y profesionales sanitarios", ha dicho, para subrayar que los ayuntamientos vascos están "orgullosos de poder contribuir, desde el trabajo conjunto con el Gobierno Vasco, en el relevo generacional de nuestras Policías Locales".

"Espero que esta etapa sea fructífera para aplicar todo lo aprendido al servicio de la ciudadanía, para proteger la seguridad, la convivencia y el bienestar en nuestros municipios", ha concluido.

Contador

Para leer más