Urkullu preside el 11 en San Sebastián un acto en el Día de las Víctimas del Terrorismo con el lema 'Fue injusto'

Publicado 07/03/2019 14:57:10CET

El Centro Memorial celebrará un acto propio en Vitoria el día antes, 10 de marzo, en el que dará "pleno y único protagonismo a las víctimas"

BILBAO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, acompañado de los consejeros del Gobierno Vasco, participará el próximo lunes, con motivo del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, en un acto que se celebrará en Jardines de Alderdi Eder de San Sebastián, bajo el lema "Fue injusto. Gizartea eta biktimak elkarrekin oraina eta etorkizuna eraikiz (La sociedad y las víctimas juntas construyendo el presente y el futuro)".

Según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo vasco, el acto será muy similar al que se desarrolló el pasado año en la Plaza Indautxu de Bilbao, en el que se utilizó el mismo eslogan. En aquella ocasión, el lehendakari destacó "la gravedad e intensidad de los daños humanos irreparables" que causó ETA, y subrayó la necesidad de que hubiera un reconocimiento del "daño injusto causado".

El homenaje a las víctimas del terrorismo se realizó en marzo de 2018, antes de que ETA anunciara en mayo su disolución y, entonces, el presidente del Gobierno Vasco reclamó a la banda "una lectura autocrítica sobre lo que hicieron". Además, advirtió de que, en el caso de las víctimas de los GAL y del Batallón Vasco Español, "la impunidad no puede ser la última palabra".

En el acto de 2018 participaron representantes de todos los partidos vascos, a excepción de EH Bildu, que consideró que la frase de "fue injusto" no era "inclusiva" y con ella habia "gente que podía sentirse excluida". En todo caso, el pasado año sí asistieron, como es habitual, dirigentes de EA, formación integrada en la coalición soberanista.

CENTRO MEMORIAL

Por su parte, el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo se suma a la celebración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo con un acto propio que celebrará un día antes, el 10 de marzo, en un céntrico hotel de Vitoria, y en el que dará "pleno y único protagonismo a las víctimas".

Este evento será conducido por el periodista Gorka Landaburu, que dará paso a las intervenciones de otras víctimas. Leerán sus testimonios María Soledad Chávarri Machain, María José Rodríguez Pato, Juan Benito Valenciano y Blanca Calleja Elola.

María Soledad Chávarri Machaín es hija de Miguel Chávarri Isasi, jefe de la Policía Municipal de Beasain, asesinado por ETA Militar el 9 de marzo de 1979. Justo el día anterior a este acto, se cumplen 40 años del crimen. Ella y su familia tuvieron que marcharse del País Vasco tras el asesinato.

Por su parte, María José Rodríguez Pato perdió a su hermano, José Arturo, el 12 de abril de 1985, cuando una potente bomba convirtió el restaurante "El Descanso", a las afueras de Madrid, en el escenario del primer atentado yihadista con víctimas mortales (18) en España.

Además, Juan Benito Valenciano es el padre de Rodolfo Benito Samaniego, ingeniero industrial, 27 años, asesinado en los atentados del 11-M en la capital del Estado. Por último, Blanca Calleja Elola es la madre de Maddi Álvarez Calleja, asesinada por el terrorismo yihadista en Yemen el 2 de julio de 2007. Fue el primer atentado de la Yihad con tres víctimas mortales vascas.

Al finalizar las intervenciones de estos damnificados del terrorismo, habrá una interpretación musical de varias piezas al piano de Ainhoa Andino Izquierdo, profesora de la Escuela Municipal de Música "Luis Aramburu" de Vitoria.

A este acto han sido invitados el lehendakari, representantes de todos los partidos en Parlamento Vasco, de Juntas Generales de Álava y Ayuntamiento de Vitoria, de varios consejeros del Gobierno Vasco en el Patronato de la Fundación Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y representantes de la Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Ejecutivo autonómico.

También han sido emplazados a acudir al evento representantes de la Administración General del Estado y del ámbito policial, judicial o militar, así como todas las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo y numerosos damnificados a título individual.

Contador