Publicado 17/02/2021 12:53CET

El Ayuntamiento de Cáceres garantiza un proceso "transparente" en la licitación de la parcela docente de Nuevo Cáceres

El Ayuntamiento de Cáceres garantiza un proceso "transparente" en la licitación de la parcela docente de Nuevo Cáceres
El Ayuntamiento de Cáceres garantiza un proceso "transparente" en la licitación de la parcela docente de Nuevo Cáceres - EUROPA PRESS

CÁCERES, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Urbanismo y Patrimonio del Ayuntamiento de Cáceres, José Ramón Bello, ha señalado que el proceso de licitación de una parcela del barrio de Nuevo Cáceres para construir un centro docente es "transparente" y "garantista", y ha añadido que la suspensión de los trámites es "una parada técnica" que forma parte del proceso administrativo ya que, al haberse presentado alegaciones esto conlleva la paralización de los plazos del procedimiento en tanto en cuanto se estudian y se resuelven las mismas.

Así, el proceso se encontraba en un periodo de exposición pública y de presentación de alegaciones, algo que ha ocurrido por parte de los colegios María Auxiliadora y Giner de los Ríos, que han presentado un recurso de reposición al pliego de condiciones administrativas de la cesión de la parcela, por la que se ha interesado el colegio Paideuterion, que quiere trasladarse desde la calle Sierpes, en el casco antiguo, a estos terrenos municipales ubicados en la avenida entre la avenida Pierre de Coubertin, calle La Habana, y calle Cueva de la Becerra.

Al haberse presentado este escrito de alegaciones por parte de estos dos centros concertados, situados próximos a la zona donde se instalaría el nuevo instituto privado, se ha suspendido el proceso para "estudiar y resolver" las alegaciones presentadas, ha explicado Bello.

"Cuando se hayan estudiado y resuelto las alegaciones se retomará el expediente en base a los resultados que arrojen pero no se ha paralizado nada, si no que se está en una parada técnica conforme a derecho, como pasa en otros procedimientos administrativos", ha aclarado el responsable municipal de Urbanismo en declaraciones a Europa Press, en las que ha insistido que esta mecánica "es lo habitual" en los procesos administrativos.

Cabe recordar que el proceso para licitar esta parcela es una convocatoria abierta a la que se puede presentar cualquier interesado pero es el colegio Paideuterion el que mostró interés en estos terrenos en un principio. Después, los colegios María Auxiliadora y Giner de los Ríos han propuesto otro proyecto como la construcción de un centro de Formación Profesional dual y no de Educación Secundaria y Bachillerato como sería el caso.

Esos dos centros piden la cancelación del proceso de licitación, o bien que se inicie una segunda licitación en la que se contemple su proyecto, o que continúe adelante el proceso al que se puedan presentar y valorar las opciones de los tres centros educativos en puja: Paideuterion por un lado, y María Auxiliadora y Giner de los Ríos por otro. En caso de que no se atiendan las alegaciones de estos dos últimos ya han anunciado su intención de acudir a los tribunales.

Tanto el María Auxiliadora como el Giner de los Ríos basan su reclamación en que no existe demanda en la zona para otro centro de Secundaria, tal y como lo recoge una resolución de la Consejería de Educación, que reconoce que este nuevo instituto en la zona supondría un incremento importante del número de vacantes educativas, ya que de hecho, en el curso 2019/2020, se ofertaron 438 plazas en el entorno y se solicitaron menos de la mitad.

Además, también el Consejo Escolar de Cáceres mostró su rechazo a la construcción de un nuevo instituto en esta zona, y un informe de Secretaría General del Ayuntamiento de Cáceres recomienda que se valore si el crecimiento urbanístico de esta zona podría justificar un nuevo colegio, y también cree que se debería admitir el proyecto presentado por los colegios María Auxiliadora y Giner de los Ríos.

El concejal de Urbanismo ha insistido en que todo el proceso se llevará de forma "transparente", "conforme a la ley" y "cumpliendo los plazos" pero no descarta que el asunto pueda terminar en los tribunales si finalmente no se atienden los intereses de los implicados en este proyecto.

Cabe recordar que todo este proceso está dirimiendo la cesión de un terreno público para uso docente por un periodo de 70 años, y el que se quede con la licitación debe pagar un canon anual por el alquiler del terreno que, en este caso según los pliegos administrativos, está estipulado en unos 16.700 euros.