Publicado 21/01/2021 16:12CET

Cáceres pujará por la base logística del Ejército de Tierra pero reconoce que es "muy difícil" conseguirla

CÁCERES, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha anunciado en el Pleno municipal de este jueves que la ciudad se va a postular como candidata para acoger la base logística del Ejército de Tierra, una infraestructura militar que podría generar unos 1.600 puestos de trabajo, entre civiles y militares, y movilizar alrededor de 350 millones de euros.

Salaya ha indicado en respuesta a una pregunta formulada por el concejal Francisco Alcántara que la ciudad ya ha mostrado al Ministerio de Defensa "en varias ocasiones" su interés por acoger ese centro debido al vínculo entre la ciudad y el Ejército de Tierra, al ubicarse en Cáceres uno de los dos Centros de Formación de Tropa (Cefot) que hay actualmente en el país, junto al de San Fernando (Cádiz).

"No hemos hecho público el asunto para no generar falsas expectativas respecto a anuncios de proyectos que no están definidos todavía pero Cáceres es una candidata a acoger este proyecto", ha avanzado Salaya, que añade que "es una asunto muy difícil" y "no tenemos muchas posibilidades", ha reconocido.

Para mostrar las virtudes de la ciudad se elaborará un documento técnico que se elevará al Ministerio de Defensa para que valore las características que se ofrecen. "Nos hemos postulado pero no hacemos públicos los proyectos hasta que no vemos posibilidades reales de conseguirlo", ha subrayado el regidor en alusión a la petición del edil de que Cáceres optase a esta infraestructura.

Cabe recordar que otras ciudades españolas como Toledo, Segovia, Talavera de la Reina, Jaén, Alcira, Lorca, Huete (Cuenca) y Aguilafuente (Segovia) han presentado en los últimos meses su candidatura para acoger este proyecto que pretende concentrar en una gran base una docena de centros repartidos por varias provincias, que están especializados en el mantenimiento de todo tipo de material militar.

Esta base logística ocupará entre 70 y 80 hectáreas de terreno y se convertirá en un potente polo industrial y tecnológico, por la implicación de proveedores y empresas auxiliares, y afectará a otros sectores como los servicios, la vivienda o la formación.

Para leer más