Los cambios de residencia arrojan un saldo migratorio negativo de 1.135 movimientos en Extremadura en 2018

Publicado 04/09/2019 10:37:59CET

   MÉRIDA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La comunidad autónoma de Extremadura registró el pasado año 2018 un total de 15.171 movimientos de entrada y 16.306 de salida, resultando un saldo migratorio (diferencia entre las entradas y las salidas) de -1.135, según el Instituto de Estadística de Extremadura (IEEX).

   Cabe destacar que la estadística de variaciones residenciales sobre del Instituto Nacional de Estadística, que ha tomado como base el IEEx, mide movimientos motivados por cambio de residencia, y no el número de personas, ya que una persona puede dar lugar a varios movimientos en un mismo año.

   Por otro lado, la estadística indica que el saldo migratorio se modera si se comparan las cifras de movimientos residenciales con las del año anterior, ya que las entradas en la región crecieron un 14,3% y las salidas bajaron un 3,4%.

   Además se registraron 13.623 movimientos intrarregionales (con origen y destino en un municipio extremeño), un 9,6% más que en 2017. Por consiguiente, el total de movimientos residenciales se cifró en 45.100, un 5,9% más que en el año anterior.

   A su vez, las entradas en Extremadura procedentes del resto de España se cifraron en 10.639, un 11,8% más que en al año anterior. Estas entradas proceden mayoritariamente de la Comunidad de Madrid (27,9%), Andalucía (19,8%) y Cataluña (12,7%). El 86,8% de las entradas procedentes de otras Comunidades Autónomas fueron realizadas por españoles.

   Las salidas de Extremadura con destino a otras comunidades autónomas alcanzaron las 13.993, un 1,1% menos que 2017. Los destinos principales fueron la Comunidad de Madrid (29,1%), Andalucía (18,8%) y Cataluña (8,6%). Por nacionalidad, el 87,7% de las salidas son llevadas acabo por españoles. En 2018, se alcanza un saldo interior de -3.354 variaciones en Extremadura.

   En el caso de las variaciones residenciales exteriores, las altas con destino a Extremadura se cifraron en 4.532 (un 20,9% más en tasa anual) y las bajas originadas en la Comunidad Autónoma en 2.313 (un 15,2% menos que en el año anterior); alcanzando un saldo de 2.219 en año 2018.

   El 11,9% de las entradas procedentes del exterior fueron realizadas por españoles, mientras que el porcentaje de españoles que salen hacia el extranjero fue del 34,2%.

   Por provincias, los saldos migratorios (contando movimientos interprovinciales y con el exterior) fueron de -504 en Badajoz y de -631 de Cáceres. Por edad los saldos migratorios en ambas provincias fueron positivos en los menores de 15 años (226 en Badajoz y 41 en Cáceres) y entre 65 y más años (223 en Badajoz y 88 en Cáceres); mientras que en el grupo de edad entre los 15 y 64 años el saldo fue negativo (-953 en Badajoz y -760 en Cáceres).

   El saldo migratorio respecto al resto de provincias fue negativo (-1.680 en Badajoz y -1.674 en Cáceres) y positivo respecto al extranjero (1.176 en Badajoz y 1.043 en Cáceres).

   En el ámbito municipal, Badajoz (220), Cáceres (169) y Almendralejo (84) alcanzaron los mayores saldos migratorios positivos. Montijo (-111) y Calamonte (-60) en la provincia de Badajoz, y Plasencia (-148) y Trujillo (-67) en Cáceres presentaron los saldos negativos mas elevados en 2018.

   En seis municipios de la provincia de Badajoz el saldo de las variaciones residenciales fue cero (Calera de León, Fuente del Arco, Fuente del Maestre, Ribera del Fresno, Risco y Villar de Rena). En la provincia cacereña cinco municipios registraron saldo cero (Eljas, Huélaga, Pescueza, Portaje y Tiétar).