Carmen Heras apela a la "responsabilidad" de los grupos políticos para alcanzar consensos y aprobar el PGM de Cáceres

Actualizado 09/07/2008 18:40:05 CET

La alcaldesa de Cáceres critica la "politización" que el PP está haciendo del documento

CÁCERES, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras apeló hoy a la "responsabilidad política" de los grupos municipales para "alcanzar consensos en los puntos esenciales del Plan General Municipal (PGM)", por ser éste un asunto "de interés general para la ciudad".

Así lo indicó la primera edil cacereña en rueda de prensa que ofreció hoy en el Ayuntamiento de Cáceres, "tendiendo la mano", dijo al resto de los grupos políticos para que el plan de urbanismo salga adelante "por el desarrollo de la ciudad", agregó.

En esta línea, reiteró que la aprobación del documento "no es un problema de votos, sino de que los grupos entiendan que hay que sacar el PGM adelante".

Así, aseveró que en el caso de que el documento no sea aprobado, "la responsabilidad no será del PSOE", ya que según recordó, este grupo se abstuvo en la votación plenaria antes de presentarlo en la Junta, "sino que será de el PP como redactor del mismo", aseguró.

El PGM diseñado por el PP, según Heras, que consta de varios apartados "cogidos con alfileres" fue enviado a la administración regional "de forma apresurada" antes de las elecciones por el interés del PP "tener un regalo con los sectores más afines a los populares", agregó.

Asimismo, reiteró que durante el gobierno de Saponi, el PGM "ya se estudió y desmenuzó" el proyecto. Además, tras el análisis de los técnicos de la Comisión Regional de Urbanismo de la Junta, ella misma encargó a los técnicos municipales de urbanismo que elaboraran su propio análisis, de forma que cuando se convocó la primera reunión de la Comisión de Especial de Urbanismo "el tema ya estaba estudiado" aclaró.

Así y ante las críticas de los populares sobre que el diseño de Cáceres "viene impuesto desde los socialistas de la Junta de Extremadura", Heras insistió en que las alegaciones que se plantean desde Mérida "son de técnicos especialistas y profesionales y no de políticos".

Del mismo modo, comentó que todos los grupos políticos del consistorio "poseen los documentos necesarios para esgrimir su opinión con argumentos en la comisión" e incidió en que el calendario propuesto en la primera sesión "es aproximativo y puede variar", por lo que comentó "nadie me puede decir que yo haya perdido el tiempo", concluyó.

Asimismo, aclaró que con la reunión celebrada hoy se ha corregido con el consenso de los grupos los errores técnicos que había detectado la administración regional, para dar paso en las próximas sesiones al análisis de las alegaciones de más relevancia, relativas al recorte de viviendas o a los sistemas generales, principalmente.

CASTELLANO 'PENDE DE UN HILO'.

Así las cosas, aseguró que le "repugna" la "politización que el portavoz del PP en el Ayuntamiento está haciendo del PGM". Las declaraciones de Francisco Javier Castellano durante los últimos días en los medios de comunicación sólo responden, según Heras "a que Castellano está asegurándose su supervivencia política, ya que el PP está dividido, su puesto pende de un hilo y quieren quitarle para poner a Elena Nevado como portavoz", subrayó.

En esta línea, criticó que Castellano sostenga que la ciudad "está paralizada" puesto que a su juicio "es mentira" y "son los once concejales socialistas, con el apoyo de Izquierda Unida y de Foro Ciudadano, quienes se están dejando la piel en cada concejalía y sacando adelante el trabajo", subrayó.

PRUDENCIA, NO DEBILIDAD.

Así, repasó las principales actuaciones que se están llevando a cabo desde el consistorio cacereño y retó a quienes le critican a que "vayan ayuntamiento por ayuntamiento para ver cuál ha hecho más que el de Cáceres en un año y después que juzguen y valoren", sentenció.

En esta línea pidió como alcaldesa de la ciudad "un respeto a la institución", ya que según ella "si aquí estuviera un hombre, veríamos a ver si se hacían o no algunos comentarios" e incidió en que "nadie confunda mi prudencia con debilidad", agregó.

Heras asimismo, reiteró que los pactos con sus socios de gobierno "no fueron suscritos de forma que cualquier bagatela pueda hacerlos saltar por los aires" e insistió en que ella no usurpó el poder "a nadie", sino que obtuvo "el respaldo legal para ser alcaldesa de 13 concejales de los 25 que hay en el Ayuntamiento", aclaró

CORTE INGLÉS.

Por otro lado y preguntada por los periodistas sobre la opinión de Izquierda Unida de negarse a aprobar el PGM con las viviendas que se prevén inicialmente en el solar de las Carmelitas, junto a El Corte Inglés, Heras apostó por "negociar las compensaciones con los promotores y hablar con ellos para incrementarlas".

En esta línea, recordó que José María Saponi "se conformó" con diez millones de euros a cambio y aclaró que a su juicio "es una necedad" hablar sobre este asunto "antes de negociar y dialogar", ya que "quien dice que ya sabe lo que va a hacer, es porque no va a contar con los demás", concluyó.