El CSIC adaptará el Convento de las Freylas como sede del Instituto de Arqueología de Mérida y reforzará su plantilla

Publicado 19/07/2019 14:43:30CET
Fachada principal del Convento de las Freylas junto a la Basílica de Santa Eulalia en Mérida
Fachada principal del Convento de las Freylas junto a la Basílica de Santa Eulalia en MéridaCSIC

   El ayuntamiento construirá una gran plaza pública que pondrá en valor el espacio junto al convento y la Basílica de Santa Eulalia

   MÉRIDA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Mérida ha cedido gratuitamente para los próximos 75 años el Convento de las Freylas al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que reformará el edificio para adaptarlo como nueva sede del Instituto de Arqueología de Mérida, al que pretende dar un impulso con un incremento de su plantilla.

   La cesión del edificio, de 1.632 metros cuadrados, se ha rubricado este viernes entre las tres administraciones que han intervenido en el proceso, tanto el ayuntamiento como propietario del edificio, que adquirió en 2017 tras pagar 1,8 millones a sus antiguos dueños; como la Junta de Extremadura y el Gobierno central, del que depende el CSIC, de los cuáles depende el Instituto de Arqueología de Mérida.

   El CSIC será el encargado de sufragar, fundamentalmente con cargo a los fondos europeos FEDER, los 2 millones de euros en los que se han valorado las obras de adecuación del edificio.

   En la firma, en la sede de la Presidencia de la Junta en Mérida, han estado el jefe del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara, la presienta del CSIC, Rosa Menéndez, y la alcaldesa en funciones de Mérida, Carmen Yáñez.

   La representante municipal ha avanzado que, por su parte, el consistorio asumirá con fondos propios la reforma del espacio exterior del entorno del propio convento y la basílica, edificios unidos por la Puerta de los Perdones, para habilitar una "gran plaza" que ponga en valor este punto de la ciudad, de gran interés para los emeritenses, pues alberga a la patrona de la ciudad, Santa Eulalia.

   En una comparecencia posterior a la firma, también ha intervenido el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, que ha participado en el proceso de cesión del edificio en la pasada legislatura como concejal delegado de Urbanismo.

   España, Yáñez y Menéndez han destacado la agilidad y la colaboración entre las tres administraciones para cerrar un acuerdo que permitirá al Instituto de Arqueología de Mérida, único organismo del CSIC en Extremadura, contar con una ubicación "digna" y desarrollar su actividad "al máximo".

AMPLIACIÓN DE LA PLANTILLA

   Así lo ha dicho Menéndez, que ha avanzado los planes de ampliación de la actual plantilla del Instituto de Arqueología, que es actualmente de 12 personas, y que entre los proyectos en los que trabaja actualmente se encuentra el yacimiento tartésico de Casas del Turuñuelo, en la cercana localidad de Guareña (Badajoz), considerado el mayor hallazgo arqueológico de la última década en España, y que viene a confirmar el fin de esta civilización, la primera de Occidente, hace 2.500 años en el valle del Guadiana.

   Menéndez no ha dado cifras sobre estas incorporaciones, pero ha señalado que se invierte "donde hay futuro" y que el actual Instituto de Arqueología es "el embrión de lo que será en el futuro", dos muestras de los planes que tiene el CSIC para "dar un impulso" al centro radicado en Mérida desde hace 20 años, y cuya sede se encuentra actualmente en la Plaza de España.

   Tampoco ha querido dar una cifra cerrada del plazo de ejecución de las obras de rehabilitación del edificio, que serán supervisadas por Patrimonio para garantizar la protección de este edificio declarado Bien de Interés Cultural, si bien ha señalado que cree que pueda estar concluido en un plazo de dos años y medio o tres.

   Además de las actuales dependencias del Instituto de Arqueología de Mérida, la nueva sede albergará la biblioteca y los archivos del Instituto Histórico Hoffmeyer, perteneciente al IAM y que se encuentran en el Centro de Ciencias Humanas y Sociales, en Madrid.

HISTORIA DEL CONVENTO

   El convento de Santa Olalla, de freylas comendadoras de la Orden de Santiago, se estableció en Mérida en el año 1530, como resultado del traslado a esta ciudad de la congregación femenina existente en el monasterio de Santiago de Robledo, situado en la sierra de Montánchez, territorio que, como el partido de Mérida, estaba bajo la jurisdicción señorial de la Orden de Santiago.

   Se construyó adosando el edificio al muro de los pies de la Iglesia de Santa Eulalia, tapiando así la Puerta de los Perdones y comunicándolo con la basílica a través del coro alto.

   Este inmueble pasó a propiedad privada tras la desamortización de Mendizábal en 1836 y fue utilizado hasta hace unos treinta años como almacén de maderas, aunque sus propietarios siempre intentaron conservar los elementos arquitectónicos e históricos del edificio, del siglo XVI.

   El Consorcio, en excavaciones realizadas en el solar, ha documentado parcialmente cuatro edificios de posible carácter funerario anteriores al convento. Asimismo, en el espacio libre entre ellos se ha registrado en torno a una veintena de tumbas de distinta tipología pero ya expoliadas posiblemente en época tardoantigua, hacia el siglo V. El Consorcio data estos hallazgos entre los siglos III y IV, en la última etapa de la dominación romana.

   La alcaldesa en funciones, que ha calificado la firma de la cesión como un momento "histórico" para la ciudad, ha enmarcado esta operación en el proceso de recuperación de espacios culturales de la ciudad iniciado en la pasada legislatura, y que afecta a otros edificios como la reciente adquisición del también Convento de las Concepcionistas, el Mercado de Calatrava o el Teatro Cine María Luisa, estos dos últimos ya en fase de obras.

Para leer más