8 de abril de 2020
 
Publicado 18/02/2020 13:42:57 +01:00CET

Extremadura apuesta por una red de apoyo social de voluntarios para ayudar a las 112.000 personas que viven solas

Curso sobre soledad en las personas mayores que se ha celebrado en Cáceres
Curso sobre soledad en las personas mayores que se ha celebrado en Cáceres - EUROPA PRESS

Un curso sobre la soledad de personas mayores analiza los retos sociales ante el envejecimiento de la población

CÁCERES, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Extremadura está poniendo en marcha en pequeños municipios, como Pescueza (Cáceres) o San Pedro de Mérida (Badajoz), varios programas de apoyo social con voluntariado para ayudar a las personas que viven solas, sobre todo en el ámbito rural, para que puedan seguir desarrollando su vida en estas localidades.

Según los últimos datos del INE, en la región extremeña un total de 112.000 hogares son unipersonales y de estos, unas 48.000 personas son mayores de 65 años, de las que el 70% son mujeres viudas y, en un porcentaje "importante", la soledad "no ha sido elegida".

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José María Vergeles, ha explicado que se está trabajando en una estrategia nacional para "luchar" contra las consecuencias de la soledad no elegida, que pueden ser "muertes prematuras" o un abandono de actividades de la vida diaria, como hacer de comer o comprar, entre otras, por lo que Extremadura está trabajando ya en este asunto.

"Hay que afrontar esto de una forma integral para que se sepa vivir en soledad y utilizar el voluntariado y las tecnologías, los sistemas de protección social y sanitario, para que las personas puedan vivir el máximo tiempo posible libre de situaciones de dependencias, que es a lo que lleva la soledad no elegida", ha explicado el responsable extremeño en declaraciones a los medios antes de participar en Cáceres en el curso 'Soledad en personas mayores' que ha organizado el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad) junto a La Caixa.

El objetivo del curso, que tiene lugar los días 18 y 19 en el Palacio de la Generala de la capital cacereña, es analizar en profundidad qué es la soledad y examinar diferentes respuestas para hacerle frente con el objetivo de mejorar las intervenciones y tener conocimiento de un fenómeno tan actual como complejo en su abordaje.

Así, expertos en gerontología y geriatría abordarán los retos asociados al envejecimiento de la población y las situaciones que se derivan, con el fin de analizar en profundidad las distintas respuestas para hacer frente a la soledad.

Además del consejero también han asistido a la inauguración el director del Sepad, José Vicente Granado; y Cristina Segura, directora del programa de Personas Mayores de la Fundación La Caixa, quien ha destacado la importancia de mantener espacios de relación entre las personas mayores para evitar la sensación de soledad.

"Aunque una persona viva sola el reverso de la sociedad pasa por tener una buena relación con tus hijos aunque vivan a kilómetros de distancia", ha dicho. "Esas relaciones sociales y familiares deben ser satisfactorias", ha recalcado Segura, que incide en que en el entorno rural es importante que las personas se agrupen y se sientan bien con los otros, y en este punto, "el voluntariado puede ser un motivo de cohesión que motive a esas personas a salir de casa y a relacionarse".

OBJETIVOS DEL CURSO

El objetivo del curso es debatir y analizar el fenómeno de la soledad desde un punto de vista global; examinar las intervenciones que se están realizando para hacer frente a los problemas de soledad y aislamiento; y profundizar en las consecuencias en la salud y bienestar derivadas de las situaciones de soledad no deseada, según ha explicado Cristina Segura.

La formación va dirigida tanto a profesionales del servicio de salud y servicios sociales, como a investigadores, organizaciones del tercer sector y estudiantes universitarios, entre otros.

El curso parte de una realidad demográfica que es que, en España, las personas de más de 65 años representan el 19,49% de la población y se prevé que, en los próximos años, este porcentaje aumente considerablemente. Asimismo, el número de personas mayores de 65 años que viven en hogares unipersonales crece a medida que avanza el proceso de envejecimiento.

El aumento de la esperanza de vida y de la mejoría de la calidad de vida plantea nuevos retos, que se examinan en este curso como los cambios en las estructuras familiares y el impacto de la situación económica actual en las relaciones de apoyo, que provocan cada vez más situaciones de soledad no deseada en las personas mayores.

La ponencia inaugural ha corrido a cargo del gerontólogo y director científico del programa de Personas Mayores de La Caixa, Javier Yanguas, quien ha hablado sobre la soledad desde una perspectiva interdisciplinar.

Para el miércoles, día 19, a las 9,00 horas, está prevista una charla sobre soledad, fragilidad y dependencia. Seguidamente, el doctor José Antonio López-Trigo, médico especialista en geriatría, hablará sobre las consecuencias de la soledad en la salud. En esta línea, la doctora Sacramento Pinazo-Hernandis, de la Universidad de Valencia y Sociedad Valenciana de Geriatría y Gerontología, hará hincapié en las intervenciones en soledad.

A lo largo del curso se realizarán tres 'Diálogos con los ponentes' con distintos moderadores. Además, la doctora Dolores Puga, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), abordará la perspectiva de la soledad desde los estudios longitudinales, mientras que Mónica Donio Bellegarde, de la Universidad Internacional de Valencia, incidirá en la soledad en Europa.

Por su parte, Andrés Losada, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad Rey Juan Carlos, abordará la soledad desde el punto de vista de otro agente clave en la gestión del envejecimiento: el cuidador. Su ponencia se centrará en las experiencias de intervención en situaciones de soledad y cuidados.

Para leer más