Extremadura cuenta con 879 parejas de buitre negro, el 40 por ciento de la población de Europa

Actualizado 05/07/2015 16:06:27 CET
Buitre
ÁNGEL SÁNCHEZ

MÉRIDA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La población de buitre negro en Extremadura alcanza las 879 parejas, según los datos registrados a finales del pasado año, lo que supone alrededor de 40 por ciento de la población europea.

Por su parte, el alimoche, la especie de buitre más amenazada a nivel internacional, cuenta con unas 170 parejas reproductoras en Extremadura, marcando un incremento en la última década. Por su parte, el buitre leonado se ha convertido en una especie "muy común" por el todo el territorio extremeño, al contar con unas 2.000 parejas.

Son datos hechos públicos por el Gobierno de Extremadura con motivo de la celebración, este sábado, 6 de septiembre, el Día Internacional del Buitre, una fecha en la que además ha puesto en valor los programas de conservación de la especie desarrollados en esta comunidad, así como la participación en proyectos internacionales.

Así, el Gobierno de Extremadura junto con la Fundación para la Conservación de los Buitres (Vulture Conservation Foundation - VCF en inglés), con la colaboración de GREFA y AMUS, destacan este día informando de la situación de los buitres en Extremadura, su "importancia a nivel internacional" y las perspectivas de colaboración en programas de conservación de esta especie en Europa.

En Extremadura nidifican actualmente tres de las cuatro especies de buitres europeos, buitre leonado, buitre negro y alimoche. La cuarta es el quebrantahuesos, extinguido en los años 80, si bien recientemente se han avistado algunos ejemplares "de paso" por Monfragüe y Gredos. En cualquier caso, el Ejecutivo regional ha destacado que trabaja para reintroducirlo en la comunidad autónoma.

Asimismo, el Ejecutivo autonómico resalta que "gracias a las medidas de conservación de buitres y la buena gestión del medio natural, Extremadura es un sitio único y privilegiado por las densidades y el incremento de las poblaciones de buitres negros, buitres leonados y alimoches". Así, lo denomina "el paraíso de los buitres en Europa".

No obstante, y a pesar de estos "buenos" datos, el Gobierno de Extremadura "trabaja de manera incesante" en la conservación de los buitres, así como para asegurarse de que el buitre leonado "no cause daños a la ganadería". Este es el fin del decreto de abandono de cadáveres, para que los cuerpos del ganado vuelvan a estar disponibles para los Buitres; el estudio del aporte de comida selectiva para beneficiar al Milano real, Buitre negro y Alimoche, frente al Buitre leonado; o la elaboración de un Plan de Gestión sobre el Buitre leonado con el objeto de valorar e indemnizar, si procede los daños causado por esta especie a los ganaderos.

PROYECTOS INTERNACIONALES

Por otra parte, el Ejecutivo extremeño afirma que no solo se preocupa por el estado de los buitres de su territorio, sino que también contribuye en proyectos internacionales para la recuperación de estas especies donde se hayan extinguido. En los últimos 20 años, la región ha cedido alrededor de 100 ejemplares de buitre negro para proyectos de reintroducción en Francia y Cataluña; y más de 150 buitres leonados para proyectos de reintroducción en Bulgaria e Italia.

Como resultado de estos programas de reintroducción, el buitre negro se ha reintroducido "con gran éxito" en Francia (de 0 a 28 parejas en la actualidad) y en Cataluña (de 0 a 6 parejas). También se han repoblado zonas de buitre leonado en Bulgaria e Italia gracias a estos programas.