Floriano señala que para que la disculpa de Ibarra "sea creíble" ha de ir acompañada del cese del consejero

Actualizado 15/03/2007 14:39:31 CET

Anuncia que llevará el caso de las fotos de imágenes religiosas al Senado e insiste en que Zapatero debe pronunciarse

CÁCERES, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El líder del Partido Popular en Extremadura, Carlos Floriano, señaló hoy que para que la petición de disculpas del presidente de la Junta "sea creíble" en el caso de las fotos es preciso que vaya acompañada del cese del consejero de Cultura, Francisco Muñoz.

"Para que sea creíble (la disculpa) debe ir acompañada del cese del responsable de los hechos", subrayó en rueda de prensa en Cáceres, Floriano, quien reiteró que la petición de perdón "no tendrá crédito si no lleva aparejado" como resultado la decisión de cesar al consejero.

El dirigente popular exigió dicha "consecuencia política" de lo sucedido, puesto que la Consejería de Cultura es el departamento de la Administración autonómico del cual depende la Editora Regional de Extremadura, que editó dos catálogos de J.A.M. Montoya en los que aparecen fotografías de imágenes religiosas, entre ellas las de Jesucristo y la Virgen María, en actitudes sexuales.

A ZAPATERO

Por otra parte Carlos Floriano insistió en reclamar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se pronuncie sobre la la publicación de las fotos, en las que, insistió, se "se ofende a las creencias religiosas".

El líder de los populares extremeños exigió que Zapatero dé alguna explicación, "al igual que se hizo cuando se publicaron las caricaturas sobre Mahoma", recordó Floriano, quien agregó que aquella cuestión comparada con ésta "era un juego de niños".

"Entonces se entendió que aquello era ofensivo para los que profesan la religión islámica y ahora no se dice nada", aseveró, al tiempo que pidió a Zapatero que "censure estos hechos de la misma forma que lo hizo entonces".

Por todo ello, Floriano anunció que el PP preguntará el próximo miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Senado por estos hechos y por qué la Junta ha subvencionado la publicación de un libro que recoge estas fotografías "que ofenden a los millones de personas que profesan creencias cristianas".

De igual forma, los populares pedirán también que el Gobierno central recrimine la actitud de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura.