Publicado 07/12/2021 11:31CET

La Junta veta 33 de las 1.304 enmiendas parciales de la oposición por alterar "sustancialmente" las cuentas

Reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, en una imagen de archivo.
Reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, en una imagen de archivo. - JUNTA DE EXTREMADURA

   MÉRIDA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Extremadura ha vetado a 33 de las 1.304 enmiendas parciales presentadas por los grupos parlamentarios de la Asamblea de Extremadura por "alterar sustancialmente el estado de ingresos y gastos del Presupuesto".

   Así lo ha determinado el Consejo de Gobierno reunido este martes en sesión extraordinaria, tras el que ha mostrado su "total confianza" en el proceso de negociación de las enmiendas parciales para sacar adelante "con el mayor consenso posible" el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2022 (PGEx).

   Tras su paso por el Consejo de Gobierno, la tramitación sigue su curso cara al debate de los Presupuesto Generales de Extremadura que se sustanciará los días 22 y 23 de diciembre en la Asamblea de Extremadura, según indica la Junta en nota de prensa.

   Desde el Ejecutivo autonómico, se insiste "en la necesidad de buscar acuerdos que permitan lograr el mayor consenso posible en el proyecto presupuestario para 2022" y, en este sentido, el Gobierno extremeño mantiene, "como ha sido siempre", "su voluntad de negociación" con los grupos parlamentarios durante el trámite de debate en las enmiendas parciales para que los próximos presupuestos "tengan el mayor consenso posible".

   "Unos presupuestos que responden a las necesidades de ciudadanos y empresas y aprovechan el potencial transformador de los fondos europeos", ha señalado.

DIRECTOR DE LA CEXMA

   Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha ratificado el nombramiento de Dámaso Castellote Caballero como director general de la Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales (Cexma).

   Esta ratificación se produce una vez que su nombramiento fue aprobado por el Pleno de la Asamblea de Extremadura el pasado jueves 2 de diciembre, sin ningún voto en contra, "un hecho que pone de manifiesto el espíritu de consenso del Gobierno regional".