Publicado 04/03/2021 16:25CET

Promedio instala rejas en colectores para evitar el vertido de plásticos y de otros desechos a las riveras

Archivo - Un colector de Solana de los Barros.
Archivo - Un colector de Solana de los Barros. - PROMEDIO - Archivo

BADAJOZ, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consorcio de Gestión de Servicios Medioambientales de la Diputación de Badajoz, Promedio, ha instalado gracias al proyecto europeo Predaqua unas rejas en los colectores de aguas residuales de seis localidades para evitar el vertido de plásticos y otros residuos a los cauces de ríos y arroyos.

Esta acción, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del Programa de cooperación Interreg V-A España Portugal 2014-2020, permite retener residuos que acaban en las redes de saneamiento arrastrados en episodios de crecidas o avenidas por elevadas precipitaciones.

En concreto, las rejas se han instalado en los aliviaderos previos a las depuradoras de Ribera del Fresno, Valverde de Leganés, Bienvenida, Solana de los Barros y Villalba de los Barros, ha señalado la Diputación de Badajoz en una nota de prensa en la que ha apuntado que el consorcio pretende extender esta medida de forma progresiva al resto de depuradoras y a las nuevas que se construyan dentro del Plan Depura.

Según ha explicado, en una situación de normalidad, los residuos que llegan junto al agua se retiran en la depuradora a través de los diferentes filtros o tamices con los que esta cuenta en su zona de pretratamiento. Sin embargo, cuando se da un incremento de caudal importante que excede de la capacidad de la depuradora, los colectores vierten a ríos y arroyos el agua con una contaminación orgánica muy diluida, pero con plásticos y otros residuos que degradan el entorno.

Así, el funcionamiento de las nuevas rejas es "sencillo", y cuando produce la derivación del caudal que excede de la capacidad de la planta, la reja retendrá todos los residuos no biodegradables que arrastran las aguas residuales de tamaño superior a 15 milímetros.

De esta manera, se obstaculiza el paso de agrupaciones de toallitas, tampones, preservativos, compresas, pañales, botellas y envases de plástico y otros residuos que se tiran de forma equivocada a través del inodoro, o bien son arrastrados por el agua hasta los imbornales de las calles. Al disminuir el nivel de agua, los sólidos almacenados retenidos en la reja son retirados por personal de la depuradora, quedando el sistema listo ante un nuevo episodio de lluvias.