Un proyecto trasladará el testimonio de víctimas del terrorismo en España a alumnos de 36 centros educativos extremeños

425017.1.644.368.20190211143353
Vídeo de la noticia
Publicado 11/02/2019 14:33:53CET

MÉRIDA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El proyecto sobre el terrorismo en España 'Testimonio directo de las víctimas del terrorismo en centros docentes' pasará por 36 centros educativos de Extremadura tras comenzar en el IES 'Emérita Augusta', de Mérida, en la mañana de este lunes, 11 de febrero.

Así, el secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz, ha indicado ante los medios de comunicación que éste es un proyecto "muy interesante" para que los alumnos conozcan el fenómeno del terrorismo en España.

Para ello, los jóvenes han trabajado a partir de la unidad didáctica 'Terrorismo en España', que previamente ya han estudiado en clase, y que se complementa con el testimonio de una de las 13 víctimas del terrorismo que van a participar en este proyecto.

Precisamente, con estas víctimas del terrorismo que participan en este proyecto "van a poder compartir sus impresiones, preguntar y escuchar los testimonios".

Por su parte, este proyecto ha sido una idea del Ministerio de Interior y lo desarrolla en la región en colaboración con la Junta de Extremadura, en concreto con la Secretaría General de Educación y la Dirección General de Emergencias Protección Civil.

PARA ALUMNOS DE 4º DE LA ESO

Por ello, Rodríguez de la Cruz ha agradecido al Ministerio que haya elegido a Extremadura para ser una de las comunidades que va a desarrollar el proyecto, que llegará a 36 centros educativos de secundaria donde van a participar alumnos de 4º de la ESO.

Asimismo, ha finalizado apuntando que es un proyecto que valoran mucho desde la Consejería de Educación "porque va a suponer la mejora de la educación en valores democráticos y para que los alumnos conozcan lo que ha sido el terrorismo en España, no solo para las personas que lo han sufrido sino para las familias y la sociedad en general".

Por otro lado, la directora general de Apoyo a Víctimas de Terrorismo del Ministerio de Interior, Sonia Ramos, ha indicado que estas jornadas forman parte de un proyecto educativo de testimonio en valores donde quieren dar a conocer cuál ha sido la historia del terrorismo en España.

También, pretenden hacer ver "los distintos terrorismos que han actuado y actúan desde el punto de vista de las víctimas, a través de su historia para que los jóvenes puedan ver cuáles son las consecuencias en la vida de las personas del terrorismo y sirva también como elemento de prevención de futuras violencias".

Sobre las víctimas ha señalado que "han sido y son testimonio de no venganza y de recuperación", por lo que tratan de hacerles ver a los jóvenes "que es posible hacer frente a las diferencias a través del diálogo, del respeto entre personas que son distintas y tienen ideologías y creencias de todo tipo, religiosas, culturales, políticas, sin llegar a ser necesario el uso de la violencia".

Así, ha apuntado que el número de víctimas del terrorismo que participan en este proyecto "se está incrementando progresivamente en distintas comunidades autónomas".

Además, ha señalado que también se está haciendo "de manera simultánea este proyecto en Madrid, La Rioja y en varias provincias de Castilla y León", donde están trabajando "entre 30 y 50 víctimas de distinto terrorismo como el de ETA o yihadismo, para que también los jóvenes vean las distintas formas que han actuado en España".

ANTONIO GUERRA, VÍCTIMA DE ETA

En la primera ponencia del proyecto en Extremadura, la víctima de terrorismo que participa es Antonio Guerra Fernández, cabo primero de la Guardia Civil en situación de retirada que un 17 de abril de 1982 fue atacado en Algorta (Bilbao) con un lanzagranada, con el que le arrancaron un brazo.

A pesar de esto, según ha señalado Guerra, a los 9 días del atentado terrorista salió del hospital de Bilbao y le trasladaron al hospital militar de Sevilla y a los 12 días empezó "a escribir con la izquierda" y le comunicó a los generales que "quería seguir trabajando". Tanto es así que preparó una moto para él y ha sido jefe del Seprona en Badajoz durante 11 años.

Por su parte, ha indicado que a la juventud quiere decirle "que no se fíen, que colaboren si ven algo raro porque esto puede volver a ocurrir aunque ojalá y no pase nunca más". Además, ha apuntado que no tiene conciencia "de que se haya acabado del todo porque hay armamento y demás cosas".

Sobre los terroristas ha señalado que "son gente que utiliza el terrorismo para conseguir cosas", que cree "que no son democráticos, no van por el camino derecho cuando se quiere conseguir una cosa, es algo más bien político, lo entiendo así".

Ha asegurado también que no se ha puesto nunca en contacto con los que realizaron el atentado y que tampoco le gustaría hacerlo, y además ha señalado que no quiere "saber nada de esa gente". "Ni perdono, ni olvido, ni quiero saber nada, yo no tengo nada contra nadie, yo tengo mi vida y punto pero no los quiero ni ver", ha apuntado.

Según Antonio Guerra, ha apuntado que no es solo por lo que no le ha pasado a él, sino que se ha referido a que "han matado a niños y mujeres, han volado cuarteles" y han "ido a muchos entierros".

Contador