Rural.- Los comuneros apoyan la figura del monte vecinal como propiedad "singular" de Galicia en la Ley de Montes

Actualizado 07/07/2008 21:48:28 CET

Dicen que "fuertes intereses financieros y especulativos" aprovechan la redacción para desnaturalizar la figura del monte vecinal

PONTEVEDRA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Organización Galega de Comunidades de Montes en Man Común apoya el borrador de la Ley de Montes de Galicia, donde se recoge la figura del monte vecinal como "propiedad singular", según el colectivo. Para esta organización, la nueva normativa, próxima a ser remitida al Parlamento, refuerza el concepto "germánico" del monte y consolida este tipo de propiedad, al considerarla "diferente de la pública y la particular".

La junta rectora de la Organización Galega de Comunidades de Montes hizo una valoración general "positiva" del borrador. No obstante, lamentó que "gran parte" de las enmiendas presentadas por este colectivo no se hubieran atendido, por lo que aspiran a su reconocimiento durante el periodo de tramitación parlamentaria; entre ellas, que la nueva ley no establezca identificación entre los conceptos "monte" y "forestal".

La directiva de la Organización también aboga por el término "vecinal" como una tercera forma de propiedad "a medio camino entre la pública y la privada". En el borrador de la Ley de Montes de Galicia se reconocerá la capacidad jurídica de las comunidades de montes "sin dotarlas de personalidad jurídica", explica el colectivo.

FUERTES INTERESES.

La Organización Galega de Comunidades de Montes en Man Común advirtió en un comunicado de que "fuertes intereses financieros y especulativos quieren aprovechar la redacción de esta ley para intentar de nuevo desnaturalizar la figura del monte vecinal como propiedad singular de Galicia".

Así, las Comunidades de Montes se oponen a "los que pretenden dotar a las comunidades de montes de personalidad jurídica, como camino para convertir esta propiedad en privada plena". Por extensión, según la Organización Galega, las comunidades de montes actuarían como empresas.

El nuevo borrador también aborda el futuro y la gestión del monte en caso de abandono. Según la directiva de la Organización, en caso de que una comunidad incumpla sus obligaciones legales y de cuidado del monte comunal, la Administración asumiría su gestión y podría cederla temporalmente a otro organismo.

En caso de que el abandono se deba a la despoblación de la zona, la Consellería de Medio Rural "sólo lo gestionará durante el periodo de ausencia de población" y, en caso de restablecerse se volvería a ceder, con una "etapa de transición" donde la gestión sería "compartida".

Otro de los cambios previstos en el borrador afecta a la composición del Xurado Galego de Clasificación de Montes Veciñais", en la que la representación de los técnicos de la Administración y de los vocales de las comunidades de montes será provincial. Las partes intervendrían ante expedientes que afecten a cada provincia, excluyendo los representantes de los ayuntamientos, "como pretendía la Xunta", expone la Organización.