8 de abril de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 14:25:52 +00:00 CET

Rural.- La Xunta apercibirá a los propietarios de 41 fincas abandonadas para que limpien o cedan su terreno al Bantegal

Las sanciones oscilarán entre los 300 y 3.000 euros si el titular de la parcela no actúa en tres meses

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, anunció hoy que su departamento remitirá un "apercibimiento informativo" a 37 propietarios de 41 fincas de la comunidad declaradas en estado de "grave abandono" para que limpien su terreno o lo cedan al Banco de Terras de Galicia (Bantegal) en el plazo de tres meses desde el envío de la notificación.

En rueda de prensa, el titular de la Administración agraria gallega aseguró que las parcelas en malas condiciones suman un total de 225 hectáreas se localizaron en zonas de concentración parcelaria o de especial interés agroganadero (ZEIA) y se caracterizan por ser adecuadas para el cultivo, así como por ubicarse en comarcas cuyas explotaciones precisan aumentar su base territorial.

En concreto, los técnicos de Medio Rural abrieron sendas actas a los titulares de 12 predios de la provincia de A Coruña, 11 de Lugo, 13 de Pontevedra y ocho de Ourense. Se trata, como matizó el conselleiro, de fincas con "clara dimensión media, en torno a las 6,5 hectáreas".

"Que llegue a los propietarios la información de que hay una ley y que el patrimonio hay que cuidarlo responsablemente. La superficie agraria útil debe generar riqueza y no puede ser un foco de peligro para propiciar incendios o plagas", afirmó.

Según explicó, las delegaciones provinciales iniciarán "mañana mismo" los trámites para comunicar la situación de las fincas a sus propietarios, que tendrán tres meses para actuar, bien a través del desbroce y limpieza del terreno o de su cesión temporal al Bantegal para su cultivo.

SANCIONES

"Sólo en caso de que --los propietarios de esas 41 fincas-- no atendiesen ese apercibimiento la Delegación recurriría al expediente sancionador", explicó para reiterar su confianza en que la mayoría de los casos se resuelva tras esa notificación. "Muchas de esas personas --el aviso-- será el primer conocimiento que tengan de esta Lei --do Banco de Terras de Galicia", señaló.

Así, Suárez Canal reconoció que la nueva normativa acaba de un cumplir un año y, pese a la campaña de difusión, aún puede haber quien la desconozca. "Hay un gran número de propietarios que no viven en nuestro territorio, es preciso que llegue a todos", insistió.

A su juicio, la aplicación de la Lei do Banco de Terras de Galicia permitirá "salir ganando" a los propietarios, que si ceden su finca al Bantegal percibirán un "alquiler", así como la garantía de mantenimiento de la tierra y su devolución en mejores condiciones; la sociedad, por el incremento de la superficie cultivada y las explotaciones agrarias, que dispondrán de mayores dimensiones.

Las sanciones que se impondrán a las infracciones leves, graves o muy graves oscilarán entre los cero y 300 euros en los casos menos importantes y rondarán los 300 y 1.000 euros si la relevancia es mayor. Los propietarios que reincidan podrían tener que asumir cuantías de hasta 3.000 euros.

Según precisó el conselleiro, el tipo de infracción estará determinada por las dimensiones de la propiedad en cuestión, así como por la proporción de superficie abandonada. Las parcelas de menos de una hectárea que cuenten con un 50 por ciento de su terreno descuidado se enfrentarán a faltas leves, cuyas sanciones oscilan entre 0 y 300 euros, mientras que las de mayores dimensiones y más de la mitad de su superficie dejada estarán cometiendo una infracción grave.

ZONAS CON MAYOR DEMANDA

Suárez Canal señaló que las fincas detectadas se ubican en zonas donde la Administración dedicó "cuantiosísimos" fondos públicos a acometer una concentración parcelaria o en áreas declaradas por decreto Zonas de Especial Interés Agrario (ZEIA). En todos los casos, según detalló, existen granjas orientadas a la producción láctea o de carne de vacuno que necesitan ampliar sus instalaciones.

Como recordó, los titulares de esas tierras tienen opción de cederlas durante un periodo limitado --cinco años-- al Bantegal, mecanismo que le garantizará el cobro de una renta mensual por el alquiler de su propiedad, así como que al término del plazo establecido las condiciones del terreno serán mucho mejores dado que será cultivado. También tendrán la garantía de que la parcela está bien cuidada y conservada.