Actualizado 11/03/2009 15:49 CET

El alcalde de Ourense abre la posibilidad de remodelar el gobierno municipal para adaptarlo a la nueva Xunta

Francisco Rodríguez reconoce un desencuentro con una edil de su equipo aunque afirma que "nunca" se habló de "cese o dimisión"

OURENSE, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, abrió hoy la posibilidad de remodelar el gobierno municipal para adaptar la gestión de las concejalías a la distribución de la nueva Xunta y afirmó que las coaliciones "tienen que reflexionar sobre si lo que están haciendo lo están haciendo bien".

En declaraciones a los medios en Ourense, Francisco Rodríguez explicó que, hasta la fecha, había una "relación total" entre la concejalías del Ayuntamiento de Ourense y la Xunta de Galicia, pero matizó que "ahora eso no existe".

Por ello, aseguró que, si es "necesario" realizar una "remodelación" para "aproximar temas que están pendientes" con el objetivo de "gestionar mejor" las áreas municipales, "se va a hacer".

En este sentido, el regidor municipal no descartó una futura remodelación del gobierno municipal, aunque "no va a ser para esta semana", tras lo que quitó "importancia" esta posibilidad, porque "es algo habitual, que hay en todos los gobiernos".

"GOBIERNO SÓLIDO"

"Intentamos transmitir una realidad" de un gobierno "sólido" que trabaja mucho desde todas sus áreas, afirmó el primer edil, tras lo que matizó que habrá que "mejorar el traslado de la gestión que estamos haciendo a los ciudadanos".

De hecho, el alcalde de Ourense señaló que el gobierno municipal "es uno sólo", aunque "esté compuesto por dos partidos políticos" y, por ello, apuntó a la necesidad de "mejorar esa imagen de que son dos gobiernos". "Tenemos que hacer reciclaje y hay que superar esta sensación de división que no puede existir", sentenció.

DISCUSIÓN

Francisco Rodríguez reconoció que mantuvo una discusión con la edil de Participación Cidadá, la también socialista María Devesa, pero aseguró que "está todo aclarado" y "nunca hubo ninguna expresión de cesar ni de dimitir" durante el desencuentro.

A preguntas sobre un posible cese o dimisión de la concejala de Participación Cidadá, el alcalde de Ourense manifestó que "no hay ningún problema".

En este sentido, Francisco Rodríguez señaló que la discusión con su edil de Participación Cidadá fue motivada por una "mala interpretación de una partida presupuestaria" que tocaba el área que dirige María Devesa.

El regidor municipal socialista manifestó que "María está trabajando como siempre" y añadió que la edil está realizando un "trabajo extraordinario" con el movimiento vecinal de Ourense, porque "cree que es necesario seguir aumentando la participación del movimiento vecinal en la gestión del gobierno y de ahí vino la discusión".

Francisco Rodríguez aseguró que en una discusión "puede haber una palabra más alta que otra", porque "a veces pasa", pero aclaró que durante el desencuentro con Devesa "nunca" se habló de "cese o dimisión".