El alcalde de Pontevedra cree que la restricción al tráfico en Madrid llegó "tarde" y ve un "error" su supresión

Publicado 14/07/2019 12:05:31CET
445703.1.644.368.20190714120531
Vídeo de la noticia

Lores reivindica que el nacionalismo gallego "está en el BNG" y no en organizaciones que "llegan a acuerdos con otras fuerzas a nivel estado" Ve "una puerta abierta" para la salida de Ence de la ría con la postura del PSOE, al que pide que "suspenda administrativamente" la concesión

PONTEVEDRA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cumplidas dos décadas de su llegada a la Alcaldía de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores (Vilalonga, 1954) está convencido de que "lo mejor está por venir" para un modelo de ciudad "reconocido internacionalmente" en el que brillan las medidas adoptadas contra el tráfico de vehículos en el perímetro urbano para hacer del centro de la capital provincial "un espacio pensado para las personas".

En medio del debate sobre el papel de los coches en las ciudades abierto a nivel estatal con la intención del alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, de suprimir 'Madrid Central', el regidor pontevedrés señala en una entrevista con Europa Press que acabar con la restricción al tráfico rodado en el centro de la capital española "es un error" puesto que es "inevitable" que las urbes, especialmente las más grandes, avancen en esa dirección.

Fernández Lores piensa que la medida del gobierno de Manuela Carmena llegó "tarde", lo que, a su juicio, impidió que los efectos positivos fuesen percibidos por los vecinos. "Los ciudadanos necesitan disfrutar de las mejoras, cuando no da tiempo a disfrutarlas puede haber una vuelta atrás", sentencia.

Recuerda que las "medidas más importantes" de su gobierno, entre ellas la peatonalización del casco histórico, se tomaron "en el primer mes" tras asumir el bastón de mando --en el año 1999-- y que, pese a la oposición inicial, hoy día la restricción al tráfico es "muy bien percibida" por las ciudadanía porque redunda "en beneficio del interés general".

Por ello, y a pesar de que considera 'Madrid Central' como un modelo "tímido", ve un error su eliminación porque "es inevitable" que las grandes urbes reduzcan el tráfico y adopten medidas "para reducir la contaminación". "Son ciudades inhabitables, expulsan a los ciudadanos", subraya el regidor, para quien el tráfico urbano "debe ser el básico e imprescindible para que la ciudad funcione".

Según el único alcalde del BNG en la Galicia urbana, los coches "necesarios" para una ciudad son "muchos menos de los que se piensa" porque las calles "no son carreteras" y deben estar pensadas "para las personas" y los desplazamientos a pie. "A mí me gusta conducir. Es un utensilio necesario, imprescindible. Pero son para las carreteras", remarca.

VE LA "PUERTA ABIERTA" A LA SALIDA DE ENCE

En una entrevista en Europa Press, Miguel Anxo Fernández Lores ve una "puerta abierta" para la salida de la planta de Ence de la Ría de Pontevedra, uno de sus 'caballos de batalla' en las dos décadas que lleva al frente del consistorio pontevedrés.

Así, considera que la postura adoptada por la Abogacía del Estado tras la llegada del PSOE a La Moncloa supone "un cambio sustancial" que respalda el recurso presentado por el gobierno municipal, la APDR y Greenpeace contra la ampliación de la concesión para que la pastera continúe otros 60 años en Lourizán, otorgada por el gobierno en funciones del pontevedrés Mariano Rajoy (PP) en 2016.

Pero, pese a que valora el paso dado por el Ejecutivo porque "abre una puerta" que "hasta ahora no había", reclama al Partido Socialista que vaya más allá. "¿La prórroga que se concedió era legal? No, pues que se suspenda administrativamente y se acabó. Eso es lo que no se está haciendo", apunta el alcalde, que avanza que su gobierno seguirá usando "todos los mecanismos" en su mano para que "el cáncer" de la pastera abandone la ría de Pontevedra.

"No sabemos cuál es el derecho de pernada de Ence, por qué tenemos que regalar los terrenos y agua de todos los pontevedreses y aún por encima nos estén contaminando; además del impacto medioambiental y estético", incide Fernández Lores, que revalidó su gobierno por quinta vez en una campaña en la que cobró protagonismo la movilización de los trabajadores de la pastera después de la decisión de la Abogacía del Estado.

Las encuestas previas a la cita con las urnas del pasado 26 de mayo apuntaban la posibilidad de que el BNG obtuviese la primera mayoría absoluta de su historia en las ciudades gallegas. Sin embargo, los nacionalistas no solo no alcanzaron el umbral de 13 ediles que fija la mayoría absoluta en la corporación pontevedresa sino que perdieron un concejal respecto a 2015, pasando de doce a once.

Finalmente, Lores retuvo el bastón de mando al alcanzar un pacto de gobierno de coalición con el PSOE. Unas negociaciones que el nacionalista desliga de la formación de gobierno en la Diputación de Pontevedra y encuadra en la "idea global en toda Galicia" de propiciar que existan "gobiernos alternativos" al PP.

Cuestionado sobre si cree que la situación de Ence perjudicó a la formación frentista en la cita electoral, Fernández Lores evita entrar al debate y se limita a comentar que "siempre es lo mismo" en el conflicto con la pastera. "En entrevistas privadas (con Ence) nos trasladaron lo siguiente: preferimos invertir en cambiar la opinión pública, léase, comprar voluntades, que en trasladar la fábrica porque está muy bien ahí".

VE POSIBILIDADES DE QUE EL PP PIERDA LA XUNTA

Ence, reconoce Lores, no será uno de los temas a tratar en la reunión que tendrá el próximo miércoles 17 de julio con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, con quien las relaciones "ya fueron mucho peores" de los que son en la actualidad. Afea al mandatario autonómico la "falta de impulso" en la acción de un gobierno "agotado" que está al frente de "un país con tremendas posibilidades" como es Galicia y en el que, pese a ello, "la gente sigue teniendo que emigrar".

Para el regidor nacionalista, según apunta en una entrevista Europa Press, existe la posibilidad de que el PP de Núñez Feijóo pierda la Xunta en las elecciones autonómicas previstas para dentro de un año porque aprecia que los populares "están a la baja" como demuestra, a su juicio, los resultados de las elecciones municipales en las que no lograron alcaldías en las ciudades y "perdieron un importante porcentaje de voto".

"EL NACIONALISMO ESTÁ EN EL BNG"

A falta de un año para la cita con las urnas, ve a su formación, el BNG, "mucho mejor" que hace años. "Hay un nuevo pulso, nuevos dirigentes. La portavoz nacional (Ana Pontón) es una persona con iniciativa, con capacidad política. A mí personalmente me representa. Y me representa bien", sentencia.

Superados los peores días de una formación que tocó fondo hace cuatro años, el alcalde de la 'joya de la corona' de lo que denominan el 'modelo BNG', reivindica que el nacionalismo gallego tiene en el Bloque su expresión política.

"No damos carnés de nacionalistas. Pero yo entiendo que el nacionalismo está en el BNG. A título colectivo, el nacionalismo está en el BNG. Porque organizaciones que llegan a acuerdos con otras fuerzas a nivel de Estado, pues, dios me perdone, pero para mí no lo son (nacionalistas)", dice Lores en un mensaje velado a Anova, partido surgido de la ruptura del Bloque bajo el impulso de Xosé Manuel Beiras.

Por lo tanto, no ve en el horizonte una hipotética reunificación del nacionalismo que no pase porque "personas a título individual" o "colectivo" se quieran sumar al proyecto del BNG. "Somos nacionalistas porque somos del país. Y podemos llegar a acuerdos (con otras fuerzas) pero no mezclados ni revueltos".

"Las personas que creen que va a venir de fuera remedio y esperanza, esa persona es nacionalista de aquella manera. [...] Si entendemos que no, que son más importantes unos señores de otro sitio porque son muy guais, pues me parece muy bien, pero no es nacionalismo", zanja Lores.

Contador