Publicado 25/05/2020 13:30:27 +02:00CET

El alcalde de Santiago confía en el turismo nacional y portugués para la recuperación del sector

Xosé Antonio Sánchez Bugallo
Xosé Antonio Sánchez Bugallo - AYUNTAMIENTO DE SANTIAGO

   Es contrario a que Galicia abandone el estado de alarma, pero espera que "si no esta semana, para la que viene" se autorice la movilidad interprovincial

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, considera que "el primer turismo" que se va a recuperar tanto en la capital gallega como en la Comunidad de cara al verano es el de proximidad. "Si hay algo que pienso que tendrá éxito en Galicia es el turismo portugués y el español", ha asegurado.

   Durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la junta de gobierno local de este lunes, el regidor compostelano ha dicho que ve con buenos ojos el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que habrá temporada de verano, aunque ha desvelado que él ya pensaba que esta apertura "se produjese en la segunda quincena de junio".

   Así, con la vista puesta en verano, ha insistido en que el visitante de proximidad será el que va a predominar: "Espero que en Santiago y en Galicia la recuperación sea intensa, entre otras cuestiones porque el peso del turismo nacional es mucho mayor que el internacional. No así en Santiago, pero sí en el conjunto de Galicia, y creo que nos veremos beneficiados".

   Y es que, mientras Bugallo vaticina ese "éxito" al recibir personas desde otros lugares de España e, incluso, desde Portugal, para lo cual, eso sí, habría que restablecer la movilidad entre provincias, ha advertido que "la recuperación del turismo internacional va a tardar un poco más".

   En cualquier caso, ha asegurado que los hoteles de la ciudad ya están cogiendo reservas para a partir del 1 de julio. "Y cuanto antes se habiliten los corredores seguros y cuanto antes se clarifique el nivel de exigencias de protocolos, mejor", ha añadido.

   Preguntado por las previsiones de pasajeros en el Aeropuerto de Lavacolla, ha dicho que las operadoras "plantean la recuperación de sus vuelos desde el mes de julio". Aunque "hay compañías de las que no tenemos información, algunas de ellas ya hicieron público que van a operar", ha añadido.

MOVILIDAD INTERPROVINCIAL Y ESTADO DE ALARMA

   Durante la rueda de prensa, Bugallo también ha manifestado que "espera que en el ámbito gallego, si no es esta semana, para la que viene se pueda recuperar la movilidad interprovincial", una de las constantes demandas trasladadas por la Xunta al Gobierno central desde el inicio del plan de desescalada.

   No obstante, ha matizado que no le parece "razonable" la demanda del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de que Galicia sea una de las primeras autonomías en abandonar el estado de alarma en las próximas semanas, toda vez que el propio Pedro Sánchez abría la puerta a ello este fin de semana. "Soy partidario de que el estado de alarma sea igual para toda España", ha dicho.

   La circulación de las personas es un tema que, ha reconocido, le preocupa. En este sentido, entiende que los gobiernos autonómicos "tienen limitaciones legales" para controlar la circulación. "No me imagino que la Comunidad pudiese cortar el desplazamiento de una persona que venga de Madrid o de León", ha explicado.

FASE 2 SIN "NINGÚN INCIDENTE"

   Con respecto a la entrada de Santiago, igual que el resto de Galicia, en la fase 2 de la desescalada este lunes, que permite ya la apertura de centros comerciales y del interior de bares y restaurantes, Bugallo ha subrayado que no tiene noticias "de ningún incidente".

   "Estoy convencido de que todo irá bien o muy bien, porque se está viendo durante este proceso que hay un comportamiento muy responsable por parte de la población y los profesionales", ha declarado.

   Asimismo, el alcalde ha hecho un llamamiento a realizar "un uso prudente" de las nuevas posibilidades que ofrece la fase 2, en la que el conjunto de la ciudadanía, las empresas, los comerciantes y los hosteleros "debemos ser conscientes de la responsabilidad" que requiere.

   "Mientras vayamos avanzando, aunque sea más lento de lo que nos gustaría, todo va mejor. Si en un momento determinado se produce un rebrote o un retroceso, puede ser muy negativo para la moral, para la economía y para la confianza", ha aseverado Bugallo.