Actualizado 24/08/2021 19:03 CET

Los brotes de Ordes y Monforte obligan a elevar al máximo las restricciones en estos municipios

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en rueda de prensa tras la reunión del comité clínico.
El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en rueda de prensa tras la reunión del comité clínico. - XUNTA

 La situación epidemiológica mejora, pero Sanidade advierte de nuevo de la incidencia entre los jóvenes

  SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS)

   Los brotes de Ordes (A Coruña) y Monforte (Lugo) han comprometido la situación sanitaria derivada del coronavirus y han obligado a elevar las restricciones al nivel máximo en estas zonas a partir del fin de semana. De este modo, Galicia volverá a contar con dos municipios en esta franja de incidencia y después de quedar el fin de semana pasado sin puntos en esta situación.

   El comité clínico de expertos que asesora a la Xunta ha confirmado estos cambios tras la reunión de este martes, una situación que atribuyen esencialmente al puente de tres días, la celebración de fiestas patronales, comidas privadas e incluso casos registrados "en la hostelería".

   Así lo ha trasladado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en la rueda de prensa posterior al encuentro, en la que ha detallado la actualización del mapa de restricciones que entrará en vigor en Galicia a partir del sábado.

   Además de esta situación, se quedan en nivel alto lo siguientes ayuntamientos: Fisterra, Laxe, Muxía, Betanzos, Cee, Sada, Camariñas, Vimianzo, Carral, Cerceda, Pontedeume, Ares, Cariño, Melide y Trazo, en la provincia de A Coruña; Rábade, Castro de Rei, Meira, A Pastoriza, O Saviñao, Pantón y Sober, en Lugo; O Barco de Valdeorras, Viana do Bolo, A Rúa, en Ourense; y Ponte Caldelas, Cerdedo-Cotobade, Nigrán, O Rosal y A Cañiza, en Pontevedra.

   En nivel medio se situarán los siguientes ayuntamientos en la provincia de A Coruña: A Coruña, Zas, Coiros, Corcubión, Carballo, Ponteceso, Oza-Cesuras, Cambre, Culleredo, Oleiros, Arteixo, Cabana de Bergantiños, Malpica de Bergantiños, Miño, Santiago de Compostela, Fene, Narón, Cabanas, Mugardos, Ferrol, Rianxo, Boiro, Silleda,  Santa Comba, Oroso y Porto do Son.

   En la provincia de Lugo estarán Outeiro de Rei, Chantada, Lugo y  Begonte; mientras que en la de Ourense se situarán Allariz, Xinzo de Limia, A Veiga, Ourense, O Carballiño y Verín. Finalmente, en la provincia de Pontevedra estarán A Lama, Marín, Catoira, Caldas de Reis, Pontevedra, Sanxenxo, Poio, Soutomaior, Bueu, Vigo, Gondomar, Salceda de Caselas, Pazos de Borbén, O Porriño, Ponteareas, Redondela, Arbo, As Neves, Tui y Tomiño.

LIGERA MEJORÍA

   La situación epidemiológica en Galicia sigue mejorando y la incidencia acumulada permanece en descenso, aunque la curva "empieza a ralentizarse ligeramente" debido al repunte registrado en algunos municipios, en particular Monforte de Lemos y Ordes.

   Comesaña ha recordado que el comité avisó "del peligro de este puente" ya la semana pasada y que finalmente ha derivado en brotes por esas aglomeraciones producidas durante las festividades populares o en fiestas de ámbito privado.

   La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, detalló precisamente este panorama, constatando el descenso en los datos de incidencia acumulada tanto a 7 como a 14 días. Concretamente, en 145 casos por cada 100.000 habitantes y 325, respectivamente, lo que supone una reducción del 12,7% y del 21,9% en comparación con la semana pasada.

   Además, el número reproductivo instantáneo (es decir, el número de casos provocados por cada positivo), se mantiene por debajo de 1 "por tercera semana consecutiva" y el índice de positividad de las pruebas diagnósticas realizadas se sitúa en el 9,4%.

   Durán ha advertido, "a pesar de estos buenos datos", que el comité esperaba un descenso "más pronunciado" tanto del número de contagios como de la incidencia acumulada, puesto que Galicia está "un punto por debajo de lo previsto". De hecho, se ha referido al incremento "sustancial" de casos en el área de Lugo debido al brote de Monforte, que se extendió a municipios próximos.

LA MAYOR INCIDENCIA, EN JÓVENES

   Galicia intensificará los cribados y está previsto convocar a unas 12.000 personas esta semana, por lo que Sanidade llama a participar en un proceso que sirve de apoyo "para contener la covid", especialmente entre los jóvenes.

   Precisamente, la mayor incidencia acumulada sigue dándose entre los 12 y los 29 años de edad. La tasa se sitúa en los 1.133 casos por cien mil habitantes de entre 12 y 19 años y de 1.178 casos por cien mil entre la población de 20 a 29 años, esta última con un ligero descenso.

   Asimismo, se ha detectado una estabilización en la población mayor de 79 y una "tendencia a descender" en las franjas de más de 80 años de edad, lo que ha considerado "una buena noticia". Por otro lado, ha ratificado que la variable 'delta' se consolida como la mayoritaria en Galicia, con un 96 por ciento de la circulación.

SITUACIÓN ASISTENCIAL

   En cuanto a la situación asistencial, el gerente del Sergas, José Flores, destacó "números mejores" respecto a la semana pasada, con 9,700 personas pasando la covid en su domicilio (3.000 menos), una media de personas atendidas en Urgencias de 2.371, y 242 de pacientes covid en camas de hospitalización convencional.

   En todo caso, Sanidade advierte de que hay "mucha gente en cuidados intensivos" (58 casos en UCI) y jóvenes "que siguen ingresados", uno de ellos con 16 años de edad. "Son datos preocupantes", reconoció Comesaña.

   El doctor Pedro Rascado, miembro del comité clínico, advirtió precisamente que la sociedad no debe acostumbrarse a estos números en UCI y ha llamado a participar en el proceso de vacunación, puesto que "las vacunas son la solución" y será lo que acerque a Galicia a "esa normalidad" esperada.

   No obstante, advirtió que los brotes que se están produciendo tienen su origen en el incumplimiento de "medidas básicas" para frenar la transmisión, como la falta de mascarilla o no mantener la distancia de seguridad.

Para leer más