Actualizado 13/03/2021 21:15 CET

Cientos de hosteleros marchan por las calles de Santiago para pedir a las administraciones "un plan de rescate real"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Cientos de empresarios de hostelería de distintos puntos de Galicia se han dado cita en Santiago de Compostela este sábado, día en el que se cumple un año desde la declaración de la emergencia sanitaria por parte de la Xunta, en una manifestación para pedir a las administraciones públicas "un plan de rescate real" no con ayudas, sino con "indemnizaciones".

   La marcha, convocada por la Plataforma en Defensa da Hostalaría Galega, ha partido pasadas las 19,00 horas de la Alameda compostelana, donde se han congregado los participantes, que portaban pancartas en las que se podían leer mensajes como 'Plan de rescate ya' y 'Hostelería somos todos'.

   En declaraciones a los medios al inicio de la protesta, uno de los directivos de la Asociación de Hostelería de Compostela y miembro de la plataforma convocante, Lois López, ha lamentado que "un año después" del inicio de este "calvario" el sector sigue "sin un plan alternativo".

   El grueso de sus reivindicaciones se resumen ahora en un documento en el que solicitan un plan "a medio plazo, de tres o cuatro años", que incluya "una serie de reformas legislativas" concretos para la hostelería y sectores dependientes de esta.

   En este documento, la plataforma solicita una "compensación" del 50% sobre la facturación media entre los años 2016 y 2019 --del 75% para los locales de ocio nocturno--, además de suspensión de tasas e impuestos, una rebaja del IVA al 4% y una reducción del 50% de los alquileres.

UNA PROPUESTA "DE BASE"

   Se trata de propuestas "de base" sobre las cuales los hosteleros quieren que "se trabaje junto con el Gobierno gallego" para tratar un "verdadero plan de rescate real". Hasta el momento, ha explicado López, las ayudas tanto de la Xunta como las anunciadas esta semana por el Estado son "un punto muy importante para inyectar liquidez" en las empresas, pero son "insuficientes".

   También ha comparecido ante los medios la portavoz de la Asociación de Hostelería de Pontevedra (Hoempo), Elena Vitoria, quien ha profundizado en la complicada situación que atraviesan estos negocios.

   "Somos empresas intervenidas por el Gobierno, con un nivel de deuda en estos momentos totalmente inasumible. Estamos al punto del cierre", ha aseverado Vitoria, quien ha reconocido que si bien el sector debe ser "responsable", ante una "pandemia sanitaria" las medidas deben ser "sanitarias".

   "Ese documento --el plan de rescate-- pensamos llevarlo hasta la luna, si hace falta, porque está muy trabajado y es la realidad. No queremos hacernos millonarios, queremos salir adelante", ha recalcado.

RECORRIDO Y PROCLAMAS

   En el día en el que se ha cumplido un año desde que la Xunta de Galicia declarase la situación de emergencia sanitaria, los manifestantes han recorrido las calles compostelanas gritando proclamas a favor del rescate y en alusión, principalmente, al presidente gallego: "Alberto, queremos el bar abierto" y "Feijóo, liante, el dinero por delante".

   Los cientos de hosteleros han recorrido las calles del Ensanche compostelano con bombos y percusión improvisada --cucharas y ollas, en su gran mayoría-- que han golpeado para hacerse escuchar. De este modo se han dirigido al Casco Histórico en un marcha que ha finalizado en la Praza do Obradoiro.

   Allí, entre el Pazo de Raxoi y la Catedral, los hosteleros han continuado con sus consignas perfectamente separados en columnas para mantener las distancias de seguridad. De hecho, los organizadores han empleado la megafonía para recordar la necesidad de que los participantes se separasen.

Para leer más