La defensa del condenado por matar a Tatiana Vázquez en Lugo pide su absolución ante el TSXG

Ibrahima N., el acusado del crimen de Tatiana en el banquillo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 09/10/2018 14:28:35CET

   La acusación particular y la Fiscalía piden que se mantenga la condena a 25 años de prisión por asesinato

   A CORUÑA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La defensa de Ibrahima N., el hombre condenado por matar a su novia, Tatiana Vázquez, en Lugo en abril de 2016, ha reclamado la absolución de su cliente en la vista de apelación celebrada en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) tras el recurso presentado por esta parte después de la sentencia condenatoria.

   Para ello, ha alegado que la ausencia de "pruebas de cargo" contra su cliente, frente a la tesis defendida por el Ministerio Público y Fiscalía que han pedido la desestimación del recurso y la confirmación de la sentencia, que le condenó a 25 años de prisión por un delito de asesinato.

   Tanto en la vista de apelación como en declaraciones a los periodistas, la defensa ha argumentado que en el veredicto del jurado hay "un error en la valoración de la prueba". Además, ha argumentado que "no se puede condenar a nadie sin pruebas".

   "Las pruebas fueron determinando que hay personas no identificadas responsables del homicidio que no han sido descubiertas", ha insistido el letrado, quien ha lamentado que no se investigasen "otros campos" en este caso.

   Por el contrario, para la acusación particular --que como la Fiscalía ha pedido la confirmación de la sentencia-- ha habido por parte del acusado "múltiples contradicciones" en el relato de los hechos.

   "Hay un conjunto de indicios", ha señalado insistiendo en la autoría del acusado y apelando a la existencia de "pruebas objetivas" de que los argumentos que dio para exculparse "son falsos".

   Al término de la vista, Ibrahima N. ha defendido que, en su día, explicó "todo" a la Policía. También ha acusado a ésta, al abogado de la acusación particular y a la Fiscalía de recurrir a "mentiras". "Intentan cambiar mi declaración", ha dicho sobre lo expuesto por el letrado de la acusación particular en la vista de apelación.

CONDENA

   En la condena a 25 años de prisión por el apuñalamiento de su novia, la sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo tuvo en cuenta la circunstancia agravante de parentesco. Además, le impuso a Ibrahima N. otros dos años de privación de libertad por el delito de violencia habitual en el ámbito familiar.

   La condena de la Audiencia Provincial de Lugo incluyó también la prohibición de aproximarse o comunicarse con la familia directa de la víctima por un plazo de 35 años.

   El jurado popular consideró probado que el acusado mantuvo una actitud despectiva hacia la víctima durante la relación, "con insultos, aislándola de su familia y amigos, y haciéndole objeto de continuos menosprecios".

   Según los miembros del tribunal, el día de los hechos, en la noche del 8 al 9 de abril de 2016, asestó hasta 54 cuchilladas a la fallecida en el interior de su vehículo, estacionado en la calle Fonte de Bica. De las heridas, la sentencia considero probado que la mayor parte de ellas fueron "de escasa entidad, para de este modo aumentar intencionadamente el dolor de la víctima".

   En concepto de responsabilidad civil el acusado fue condenado a indemnizar al padre de la víctima en 75.000 euros y a la madre en la misma cantidad, así como al hermano de la fallecida en 25.000 euros.