Publicado 13/08/2021 12:54CET

El delegado del Gobierno "respeta" la decisión del TSXG de invalidar el certificado covid, pero pide "calma"

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones (foto de archivo)
El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones (foto de archivo) - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN GALICIA

José Miñones quiere "evitar el ruido político" y defiende lo "novedoso" de la situación: "no hay un manual"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha expresado este viernes su "respeto" ante la resolución del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) de invalidar la obligatoriedad de presentar el certificado covid para acceder al interior de los establecimientos hosteleros, pero ha pedido "calma" dada la situación extraordinaria provocada por la covid-19.

   "Creo que es el momento de que nos calmemos. En este sentido, cuanto menos ruido político hagamos, mejor, porque no nos lleva a ningún lado. Debemos reflexionar y tener en cuenta que estamos en una pandemia y no hay ningún manual para gestionar esto, es algo novedoso", ha argumentado Miñones, que ha mostrado también su "respeto" por las decisiones tomadas por la Xunta en el ámbito sanitario.

   Respecto al aval judicial que ya ha pedido el Ejecutivo autonómico para continuar solicitando el certificado covid, el delegado entiende que si finalmente se concede, "se continuará como hasta ahora" y, en caso contrario, "habría que buscar otras medidas".

   Con todo, Miñones ha insistido en que "el objetivo sigue siendo reducir los contagios" y ha pedido, además, que "las medidas sean consensuadas con la hostelería".

DISPOSITIVO ESPECIAL EN CARRETERA

   José Miñones ha aprovechado su intervención para hacer un llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia no sólo en cuanto a la pandemia, sino también respecto de los desplazamientos en coche para este próximo fin de semana, "uno de los más importantes de agosto".

   En este sentido, el delegado del Gobierno ha señalado que se desplegará un dispositivo especial de control del tráfico, dado que se esperan más de 600.000 desplazamientos.