Actualizado 23/09/2007 16:17 CET

La diputada en el Congreso María José Porteiro dirigirá la delegación de la Xunta en Argentina, la primera que se crea

Será nombrada por el Consello del jueves y Touriño inaugurará la oficina el próximo 5 de octubre

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La diputada en el Congreso María José Porteiro será la máxima responsable de la delegación de la Xunta en Argentina, la primera institución de este tipo que impulsa el Gobierno gallego en el extranjero y que será inaugurada en Buenos Aires por el presidente gallego, Emilio Pérez Touriño, dentro del viaje que iniciará al Cono Sur el próximo 4 de octubre.

Porteiro dejará su escaño en el Congreso por la provincia de Pontevedra para ejercer como delegada de la Xunta en Argentina y dispondrá de rango de subdirectora xeral tras su nombramiento por el Consello del Gobierno gallego el próximo jueves, según confirmaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

La delegada de la Xunta en Argentina dependerá orgánicamente de la Secretaría Xeral de Relacións Exteriores, cuya dirección también cambia de manos con el abandono de Santiago Gómez-Reino y su relevo por Julio Fernández Mato, hasta el momento alto cargo de la Embajada de España en Brasil.

La misión fundamental de la delegada de la Xunta en Argentina será la atención a la ciudadanía gallega en el país que cuenta con una mayor colonia de emigrantes, así como la promoción de la lengua y la cultura, las relaciones económicas y la cooperación al desarrollo con el país que se ha convertido en la quinta provincia gallega.

DILATADA EXPERIENCIA.

Las fuentes consultadas explicaron que el presidente de la Xunta optó por María José Porteiro para dirigir la delegación de la Xunta en Buenos Aires por su "dilatada experiencia" en el ámbito de las relaciones exteriores, dado que es la portavoz adjunta de la Comisión de Asuntos Exteriores y además se encarga de redactar la parte del programa electoral del PSOE relativa a las relaciones con Iberoámerica. En todo caso, Touriño ya comunicó a la dirección federal del partido la designación de Porteiro.

Porteiro tiene una dilatada experiencia política en diversos ámbitos institucionales, ya que fue diputada en el Parlamento gallego durante dos legislaturas, entre 1989 y 1997, y concejala del Ayuntamiento de Vigo entre 1987 y 1991, donde llegó a ejercer como primer teniente de alcalde. Asimismo, fue miembro de la Comisión Executiva Nacional Galega del PSdeG entre 1991 y 1994 y ocupa un puesto en el Comité Nacional socialista desde 2004.

La delegación en Buenos Aires es el primer paso de la Xunta para crear una red de representaciones administrativas en el extranjero para defender los intereses de Galicia en el ámbito internacional. Así, el Gabinete de Touriño prevé abrir una nueva oficina el próximo año y baraja la posibilidad de ubicarla en Montevideo, la capital de Uruguay, ya que de ahí y de Argentina proceden más del 60% de los expedientes de prestaciones a los emigrantes gallegos y sus descendientes.

No obstante, a medio plazo el Gobierno gallego ha puesto la vista más allá del Cono Sur en zonas como Brasil, México, Venezuela y países europeos fuera del ámbito de la Unión Europea, con la pretensión de crear una red de representaciones administrativas en el extranjero.

OFICINAS.

Durante su primera visita institucional a Argentina como presidente gallego, en marzo de 2006, Touriño se comprometió a que Buenos Aires acogiese la primera delegación de la Xunta en el exterior, enmarcada en la 'Estrategia de acción exterior de Galicia'. La delegación bonaerense dispondrá de más de mil metros cuadrados y estará ubicada en una zona céntrica, entre la Plaza de Roma y la Avenida 25 de mayo, con la finalidad de que sea un centro operativo para los usuarios porque allí se resolverán muchos asuntos relacionados con los emigrantes.

La delegación contará con una secretaría encargada del régimen interno, la administración y el control contable y la justificación de gastos y presupuestos del centro; una oficina de registro y un grupo de trabajo estructurado en cuatro áreas funcionales --atención a los emigrantes, promoción de la lengua y la cultura gallegas, relaciones económicas y cooperación al desarrollo--, regidas por el principio de unidad de acción, según consta el decreto de creación de estas instituciones, aprobado por la Xunta el pasado 26 de noviembre.