Galicia completará antes del verano su Red Natura 2000, que pasará del 12% al 15% del territorio

Red Natura 2000 De Galicia Ampliada
XUNTA
Actualizado 20/12/2011 14:51:55 CET

La planificación establecerá el nivel de protección y la Xunta no descarta usos empresariales en zonas catalogadas para 'uso general'

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Galicia completará antes del verano de 2012 su Red Natura 2000 con una ampliación en el territorio protegido de más del 3 por ciento, con lo que la superficie gallega incluida en esta red se elevará del 12 por ciento al 15,2 por ciento.

Así lo ha señalado este martes el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, que ha explicado ante los medios de comunicación las claves de la ampliación de la Red Natura en Galicia. Este aumento, que completará la red a nivel comunitario, obedece a las conclusiones obtenidas en las distintas reuniones técnicas de la Comisión Europea, que ha reconocido que en distintos estados miembros la Red Natura está "aún incompleta" en lo que se refiere a determinados tipos de hábitats protegidos.

España se encuentra entre los países con insuficiencias en la configuración de los espacios de la Red Natura, siendo Galicia uno de los territorios donde es necesario ampliar los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de algunos ámbitos de las regiones biogeográficas atlántica y mediterránea.

Con el objetivo de completar este proyecto, la Xunta ha propuesto una ampliación de la Red Natura que supone la creación de 21 nuevos LIC y la ampliación de la superficie de otros 28, mientras que 31 de los actuales LIC permanecerán sin cambios. Con esto, la Red Natura 2000 gallega pasará a contar con 80 LIC, a los que se sumarían las 16 Zonas de Especial Protección de Aves (Zepa).

En concreto, entrarán como nuevos LIC en A Coruña las Brañas do Xallas, el estuario del río Baxoi, el río Baleo, la Serra da Cova da Serpe, las Brañas do Deo, el río do Castro, el río Grande y el río Belelle; mientras que en Lugo se incorporarán el río Sor, la zona Miño-Neira y la Serra de Foncuberta.

Por su parte, en la provincia de Ourense se incorporan como LIC Penas Libres, Videferre, el río Arnoia, las Brañas do Río Calvos, las Veigas do Río Salas y las Brañas de Golpellás. Finalmente, en Pontevedra se suman a la protección la Serra do Suído, la Serra da Groba y el Monte da Valga, la costa de Oia y la Illa de Cortegada.

SUPERFICIE

En cuanto a la superficie, la red se ampliaría con esta propuesta en 147.851 hectáreas --todas correspondientes a LIC--, con lo que la Red Natura gallega alcanzaría las 537.416 hectáreas y pasaría del 12 por ciento al 15,2 por ciento del territorio gallego.

Por provincias, Lugo pasaría de tener el 44 por ciento del total de la Red Natura gallega al 45 por ciento; Ourense bajaría del 35 por ciento al 31 por ciento; A Coruña pasaría del 13 por ciento al 16 por ciento y Pontevedra mantendría un 8 por ciento de territorio Red Natura. Asimismo, con la propuesta de ampliación, 235 ayuntamientos gallegos tendrían representación en esta red.

Sin embargo, Samuel Juárez ha recordado que la Red Natura no implica un porcentaje de territorio protegido, sino que lo que busca es abarcar determinados tipos de hábitats en peligro.

ANTES DEL VERANO

El conselleiro de Medio Rural ha confiado en que el proceso de ampliación de la Red Natura 2000 sea efectivo antes del verano y que el Plan Director de Espacios sea aprobado en los próximos meses con el objetivo de poder desarrollar la planificación concreta de cada LIC.

En concreto, Samuel Juárez ha asegurado que en la actualidad Galicia tiene "prácticamente todos los lugares" de la Red Natura sin planificar, un aspecto que reclama la Unión Europea para establecer las condiciones de protección y los tipos de actividad permitidos en cada área.

Así, el tipo de actividades permitidas variarán según la protección del suelo, que se establecerá después de la ampliación de la red y durante la planificación. Los tres niveles de protección, ha señalado Juárez, irán desde la conservación más restrictiva --que representará, según el cálculo de la Xunta, un 26 por ciento del territorio de la Red Natura--, a las zonas de uso general --que serán sobre un seis por ciento--.

Tal y como ha apuntado Samuel Juárez, será esta clasificación la que determine las restricciones que cada zona protegida pueda plantear al urbanismo o a otras actividades, por lo que no ha descartado que puedan emprenderse actividades constructivas o empresariales en zonas de 'uso general' incluidas en la Red Natura.

POCAS ACTIVIDADES TOTALMENTE PROHIBIDAS

En concreto, el conselleiro ha señalado que existen pocas actividades de entrada totalmente prohibidas en la Red Natura, como es el caso de la minería a cielo abierto, aunque ha recordado que las actividades que ya se realizaban en zonas de la montaña lucense antes de la instauración de la Red Natura --como es el caso de las pizarreras--, son plenamente legales.

En lo relativo a las zonas marítimas, ha descartado que la ampliación de la Red Natura afecte negativamente a las actividades tradicionales allí instaladas y ha asegurado que no tendrá repercusión sobre las actividades pesqueras y marisqueras.

Finalmente, el conselleiro ha recordado que la conservación de las zonas incluidas en la Red Natura incluyen en ocasiones poblaciones y actividades humanas, y ha señalado que algunos ecosistemas, como los prados de siega, no podrían darse sin la acción del hombre.

Preguntado acerca de las instalaciones eólicas, el conselleiro de Medio Rural ha asegurado que, cuando la Consellería de Industria determinó los polígonos que se podían establecer, consultó con Medio Rural para excluir los que pudiesen ser incompatibles con la ampliación de la Red Natura.