Publicado 22/06/2021 12:37CET

Investigadas 11 personas por conducción temeraria durante una concentración de coches por los Cañones del Sil

Conductor investigado por la Guardia Civil por conducción temeraria en una ruta en los Cañones del Sil.
Conductor investigado por la Guardia Civil por conducción temeraria en una ruta en los Cañones del Sil. - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil rastreó imágenes en redes sociales donde se veían pasajeros sobre los marcos de puertas y parte del cuerpo fuera de vehículos

   OURENSE, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de Ourense ha tomado declaración a 11 personas en calidad de investigadas por supuestos delitos de conducción temeraria durante una concentración de vehículo por los Cañones del Sil cuando participaban en la 1ª Ruta Multimarca que se celebró el 16 de mayo.

   Según ha informado el Instituto Armado, los hechos ocurrieron sobre las 19,00 horas del 16 de mayo cuando los participantes de una concentración de vehículos circulaban por la ruta prevista por la organización.

   Los vehículos fueron identificados por el Grupo de Investigación y Análisis de la Guardia Civil de Tráfico de Ourense como consecuencia de las labores que habitualmente estos agentes realizan de rastreo de las redes sociales.

   En este caso las imágenes "colgadas" en distintas plataformas permitieron identificar a varios vehículos en los que, con el consentimiento de los conductores, "los pasajeros viajaban sentados sobre los marcos de las puertas, con la mitad superior del cuerpo completamente fuera del vehículo y sin sujeción de ningún tipo, en ocasiones realizando maniobras que entrañaban un peligro para la vida e integridad física de esas personas", destacan las mismas fuentes.

   A los conductores se les imputan supuestos delitos contra la seguridad vial de conducción temeraria, previstos en el artículo 380.1 del Código Penal en calidad e autores. Y a los ocupantes los mismos delitos en calidad de cooperadores necesarios. Todos ellos, destaca la Benemérita, se enfrentan a penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor por un periodo de uno a seis años.

CONTROLES

   La Guardia Civil de Tráfico ha explicado que detecta que "cada vez son más los eventos y organizaciones automovilísticas de este tipo, las cuales se llevan a efecto por vías de uso público abiertas al tráfico en general" y que, en caso de no ser competiciones al uso, "están exentas de ajustarse y cumplir la normativa exigente para pruebas deportivas", añade.

   No obstante, aclara que ello "no implica que la Guardia Civil desatienda estas concentraciones", sino más bien al contrario, "implica a gran cantidad de agentes, tanto haciendo servicio de paisano en coches camuflados como de uniforme, en el control y vigilancia", añade, "de estas 'kedadas'".