La jueza pide documentación a Ayuntamiento, Puerto y O Marisquiño sobre el plan de seguridad

Zona afectada por el derrumbe durante el Festival O Marisquiño
EUROPA PRESS
Publicado 14/08/2018 13:30:35CET

   Las diligencias se siguen por un supuesto delito de lesiones imprudentes, sin perjuicio de ulteriores calificaciones

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo ha acordado que tanto policía científica como judicial realicen "las tareas necesarias para el esclarecimiento" del accidente en la clausura del festival O Marisquiño.

   Según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), entre estas diligencias se encuentra la realización de periciales y recabar diferente documentación de Ayuntamiento y Puerto, así como del organizador del evento, "en especial sobre el plan de seguridad".

   Este juzgado se encontraba en funciones de guardia cuando se produjo el accidente y se ha hecho cargo de la investigación abierta para esclarecer los motivos del hundimiento del muelle y "las eventuales responsabilidades que se puedan derivar de estos hechos".

   Las diligencias previas --incoadas tras recibir un oficio dando cuenta de lo sucedido y un informe fotográfico elaborado por la Policía Nacional-- se siguen por un supuesto delito de lesiones imprudentes, sin perjuicio de ulteriores calificaciones a lo largo de la instrucción.

   Para una "mejor y más ágil tramitación de la causa", el juzgado ha decidido que se abra una pieza separada por cada uno de los perjudicados, según señala el TSXG.

PRECINTO DE LA ZONA

   La comisión judicial, formada por la magistrada titular del juzgado, la letrada de la administración de justicia y un miembro del Ministerio Fiscal, se constituyó este lunes por la tarde en la zona del suceso para realizar una inspección ocular.

   Tras la misma, la jueza ordenó no solo el precinto de la zona que se vino abajo, sino de todo el entarimado por motivos de seguridad. Tan solo permanece abierta al paso una pequeña zona que da acceso a los pantalanes y que, según afirma el TSXG, no supone riesgo para el público.