Actualizado 14/07/2020 11:32:14 +00:00 CET

Martiño Noriega deja el Ayuntamiento de Santiago

Martiño Noriega, dirigente de Anova, y candidato número 3 por A Coruña en la lista de Galicia en Común-Anova Mareas
Martiño Noriega, dirigente de Anova, y candidato número 3 por A Coruña en la lista de Galicia en Común-Anova Mareas - EUROPA PRESS - Archivo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El exalcalde santiagués Martiño Noriega abandona su acta de concejal en el Ayuntamiento de Santiago, donde ejerce como portavoz de Compostela Aberta desde hace un año tras la pérdida del gobierno de la capital gallega en las elecciones municipiales de mayo de 2019.

   La decisión, avanzada por la Cadena Ser y confirmada a Europa Press por fuentes de Compostela Aberta, será hecha pública este martes en una rueda de prensa en el Pazo de Raxoi en la que Noriega estará acompañado por el concejal Rafael Peña, que también abandona su acta como edil.

   La renuncia de Noriega se produce dos días después de las eleeciones autonómicas en las que Galicia En Común-Anova Mareas --candidatura en la que el exalcalde ocupaba en el número tres de la lista por A Coruña-- no logró representación en la Cámara gallega para los próximos cuatro años.

   Con todo, el también exregidor de Teo (municipio limítrofe con Santiago) ya había anunciado su intención de abandonar sus responsabilidades municipales a finales del pasado año, aunque prolongó su estancia en el ayuntamiento hasta este verano, una responsabilidad que, desde la crisis del Covid-19, compagina con su trabajo como médico en atención primaria.

   Noriega inició su carrera en el BNG, formación por la que fue electo en 2007 y 2011 como alcalde de Teo. Abandonó el Bloque en 2012 para, siguiendo los pasos de su mentor político Xosé Manuel Beiras, fundar Anova, organización en la que ocupa cargos directivos.

   En 2015 encabezó la candidatura muncipalista Compostela Aberta, que venció en las elecciones locales y aupó a Noriega a la Alcaldía de Santiago, puesto que abandonó en la primavera de 2019 para ceder el bastón de mando al socialista Xosé Sánchez Bugallo después de que la marea perdiese la mitad de los apoyos logrados cuatro años atrás.

Contador