Actualizado 03/06/2007 13:38 CET

Medio millar de empresas gallegas no cuentan con jefe y destinan los beneficios para formar a los empleados

Las cooperativas de trabajo asociado se convierten en modelo de conciliación de vida laboral y familiar y crean empleo estable

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de medio millar de las empresas que existen en Galicia no cuentan con la figura del jefe en su estructura organizativa y tienen que, obligatoriamente, destinar el 30% de sus beneficios a formación y reciclaje profesional de todos sus trabajadores. Un modelo atípico que tiene nombre jurídico: cooperativas de trabajo asociado. Una figura empresarial por la que cada vez apuestan más gallegos para crear su negocio, donde mano de obra y capital son la misma persona y, consecuentemente, no hay salarios ni condiciones laborales precarias.

Este es el modelo que rige en Galicia en el funcionamiento de 504 empresas con actividades de todo tipo, desde la instalación telefónica, textil, formación en salud laboral, o asistencia a personas dependientes, "entre otras muchas de un abanico muy amplio de 40", precisó Mar Pernas, gerente de la Unión de Cooperativas de Traballo Asociado de Galicia.

Esta entidad agrupa a 25 de las cooperativas de trabajo asociado que existen en Galicia con "actividades muy diversas", insistió Mar Pernas, quien apuntó que, en todo caso, todas tienen en común "una preocupación por el entorno y la comunidad próxima donde se instalan, algo que no suele ser lo habitual en las empresas recientes".

De igual modo, comparten que se tratan de entidades jurídicas que asocia a un grupo de personas con los mismos intereses o necesidades socioeconómicas con el objeto de dar un servicio y/o ofrecer un producto. Su estructura es puramente democrática porque todos sus socios tienen que, necesariamente, trabajar en la empresa y son, a la vez, empleados y portadores de capital.

MEDIA DE ENTRE SIETE Y DIEZ EMPLEADOS

Para crear una cooperativa de trabajo asociado es necesario un mínimo de tres socios-empleados. Así, la mayoría de estas empresas en Galicia cuenta de media "entre siete y diez trabajadores", siendo Montelnor --dedicada a la instalación de las líneas telefónicas-- una de las más grandes de la comunidad, con un centenar de socios-trabajadores.

Asimismo, obligatoriamente tienen que dedicar el 30% de los beneficios a formación y reciclaje de los trabajadores, a la vez que a la divulgación de este tipo de actividad productiva.

Este opción para constituir una empresa es alternativa a la creación de sociedades limitadas o anónimas, "sólo que en éstas manda el capital y en las cooperativas de trabajo asociado la parte social", diferenció Isabel Pérez, una de las socias de 'Ardora', entidad de Vigo dedicada a la formación, asesoramiento y asistencia técnica en materia de seguridad laboral y medioambiental en el sector pesquero.

Isabel Pérez y una de sus dos socias, Purificación Alfonso Regueiro, explicaron a Europa Press que optaron por la cooperativa de trabajo asociado y no por otro modelo --como la sociedad limitada o anónima-- porque "comparten plenamente la filosofía que rige este modelo".

Así, destacaron que es "más flexible" en los horarios, "lo que realmente permite conciliar la vida laboral y familiar" y "comparten plenamente" que los beneficios reviertan en formación, reciclaje "y sobre todo en divulgación de este modelo de cooperativas".

ESCASA DIFUSION DE ESTE MODELO EMPRESARIAL

Precisamente, lamentan la "escasa difusión y conocimiento" que existe, a la hora de montar un negocio o empresa, de este modelo, "incluso en las gestorías o técnicos de empleo municipales que las desconocen lo que permita que no te plantees esta opción".

Un desconocimiento sobre el que también incidió la cooperativa de trabajo asociado 'Cidadanía', empresa ubicada en Santiago y constituida por un equipo multidisciplinar de profesionales del ámbito de las ciencias sociales, pionera en Galicia en la integración de investigación, participación social y diseño de planes de acción.

"Hay un total desconocimiento sobre la posibilidad de poder formarte en cooperativas, pero lo hay en todo lo que tenga que ver con la cultura empresarial", admitió uno de los socios de Cidadanía, que cuenta, entre sus múltiples proyectos, el apoyo técnico y de implantación del Plan Xeral de Normalización Lingüística; la elaboración de un documento-diagnóstico del Plan Municipal de Saúde del Ayuntamiento de Vigo o un estudio sobre las opiniones de los escolares de A Coruña relacionadas con el consumo de drogas.

Tanto los socios de 'Cidadanía' como las de 'Ardora' sólo ven "ventajas" en este modelo de empresa, "en la que al ser tu propio proyecto, trabajas en los que crees y en condiciones salariales dignas y de calidad", coinciden al argumentar.

"No existe un director que cobra más de 3.000 euros mientras que el resto de los miembros de la empresa son becarios o en precario, cobrando una miseria y recibiendo órdenes sin saber el por qué de esas decisiones", resume uno de los socios de Cidadanía.

Ambas cooperativas destacan también que cuentan con "más libertad profesional", al tiempo que valoran el hecho de que les posibilita tener "más responsabilidad" sobre la marcha del negocio, "para bien y para mal", admitieron.

MAS DE TRABAJO ASOCIADO QUE AGRARIAS

Estas ventajas han provocado que este tipo de cooperativas haya crecido en los últimos años en Galicia, según destacó la subdirectora de Cooperativas de la Consellería de Traballo, Dolores Tobío, quien destacó el "auge" de este modelo en la comunidad y que el departamento que dirige Ricardo Varela "incentiva" porque "responden a su modelo de creación de empleo".

"Supone dar salida a la cultura emprendedora que existe en Galicia y crean puestos de trabajo estables y de calidad en la zona", esgrimió Dolores Tobío, para respaldar la líneas de ayuda específicas que reciben este tipo de cooperativas, que suponen el 34,7% de las 1.446 existentes en Galicia y que ya superan a las agrarias, que con un total de 312, son el 21,5%.

Precisamente, Dolores Tobío admitió que las cooperativas agrarias, sector con el que más se vincula este modelo de empresa, están viviendo un período de "estancamiento o receso", mientras que las de trabajo asociado están en "pleno auge".

Un visión no compartida, no obstante, por la gerente de la Unión de Cooperativas de Traballo Asociado de Galicia, Mar Pernas, que sí que alerta de una "recesión" en este tipo de cooperativas porque suponen "un compromiso total y en mayor medida que otra fórmula de empresas" y, en Galicia, "el espíritu emprendedor no es excesivo", concluyó.