Actualizado 02/09/2014 15:24 CET

Una muestra reúne por primera vez las fotos más antiguas de Galicia

Hernández, Vázquez y Alvarellos en la muestra 'As fotos máis antigas de Galicia'
Foto: ARXINA

Recoge diversas imágenes de la ciudad de Santiago, como la Catedral desde diferentes perspectivas, la Alameda y la Exposición Regional Gallega

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Una muestra reúne en Santiago por primera vez las fotos más antiguas de Galicia, que datan del año 1858, y la mayoría de las cuales fueron realizadas con motivo de la visita de la reina Isabel II a la Exposición Regional Gallega celebrada en Compostela. Ésta es una serie de 19 fotos hechas por el "olvidado" pionero de la fotografía gallega, Andrés Marcelino Cisneros, que se completa con otra imagen de Ferrol, de autor anónimo.

   Este martes se ha presentado en Santiago la exposición 'As fotos máis antigas de Galicia', de "excepcional" importancia histórica, que acogerá el Café Casino durante el mes de septiembre --antes recorrer diversos centros socioculturales compostelanos  y comenzar una gira por toda la Comunidad--, comisariada por el editor, Henrique Alvarellos.

   En rueda de prensa, Alvarellos ha sido el encargado de presentar esta exposición de fotos que "nunca se han visto todas juntas en público hasta ahora", acompañado por el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Jesús Vázquez; y el alcalde de Santiago, Agustín Hernández, dos entidades que han apoyado la organización de esta iniciativa.

   Así, Alvarellos ha explicado que encontró en el Palacio Real de Madrid un álbum de regalo a la reina Isabel II con motivo de su visita a Santiago en septiembre de 1858 --era Año Santo--, de la que se encargó el compostelano Andrés Cisneros. Este artista, natural del barrio de Sar, tuvo el primer estudio fotográfico de Galicia sito en el número 45 de la Rúa Nova, poco más de una década después del inicio de la fotografía. A ellas se unen otras imágenes que pertenecen al Museo do Pobo Galego, Museo de Pontevedra y al Instituto de Estudos Galegos Padre Sarmiento.

   De este modo, el comisario de esta exposición ha erigido a Cisneros como "una figura única, irrepetible en la historia de la fotografía gallega", que sitúa a Galicia como referente en el nacimiento de este arte y técnica en España, pero de él "casi nadie se acordó hasta ahora, sólo un reducidísimo grupo de especialistas lo citaron en los años 80 y 90 del siglo pasado". Entre ellos, ha citado a José Luis Cabo Villaverde, así como a Xosé Henrique Acuña o Guillermo Escrigas.

"UN ACTO DE JUSTICIA"

   Tras destacar que "es muy posible" que aparezcan más fotos de Cisneros de esa época en futuras investigaciones, Alvarellos ha lamentado que éste "apenas es citado" en la historiografía de la fotografía en España. Por todo ello, considera esta exposición "un acto de justicia en la recuperación de la memoria e importancia histórica del gran fotógrafo Cisneros".

   Por ello, ha pedido que con el fin de rehabilitar la importancia histórica de un artista como Cisneros, que también fue retratista de pincel, "se puede comenzar" con poner una placa en el número 45 de la Rúa Nova en su honor.

TEMÁTICA

   En lo tocante a la temática de las fotografías, en ellas se recogen imágenes de la Exposición Regional Gallega que se celebró en el claustro de San Martiño Pinario, en las que aparecen personas, "algo muy difícil de encontrar en fotos de la época", según Alvarellos.

   En otras, se pueden ver el "desaparecido" Paseo de París en la Alameda, un arco del triunfo en Porta Faxeira puesto para recibir a la monarca, la Catedral desde varias perspectivas, un curioso montaje fotográfico del Pazo de Raxoi y la Praza do Obradoiro --todavía de tierra--, así como el Campo de San Clemente visto de la Alameda. Esto se completa con el conocido como Dique de Mareas, en Ferrol.

EL "ÁLBUM DE FOTOGRAFÍAS MÁS ANTIGUO DE GALICIA"

   Por su parte, el conselleiro Jesús Vázquez ha valorado la importancia de esta exposición del "álbum de fotografías más antiguo de Galicia conocido hasta ahora", obra de "un auténtico precursor de la fotografía gallega y española". Un "regalo documental y artístico", ha apreciado.

   Sobre esta "Compostela eterna", el titular de Cultura cree que el mensaje de Cisneros llega para "mantener las bases" de la propia identidad gallega, con "una visión inédita" de la ciudad de Santiago a través de "la magnífica ventana" del artista.

   En esta línea, el alcalde de Santiago, Agustín Hernández, se ha referido al contexto que retratan las fotografías de una Compostela de unos 20.000 habitantes, con caminos de tierra, dos décadas antes de la primera vía de tren gallega, y en un momento "de dificultades" en un mundo eminentemente basado en el sector primario. Por ello, ve "impresionante" una iniciativa como la Exposición Regional de 1858, de la que queda constancia gracias a Cisneros.

   De esta manera, Hernández cree que al igual que Cisneros otros fotógrafos todavía permanecen en el anonimato y merecen "justo recuerdo" debido a su contribución para mostrar parte de la historia gallega y "de la evolución" de Santiago. Por ello, defiende que el Ayuntamiento de Santiago "debe continuar en la tarea de dignificación y pervivencia del legado y la memoria de sus vecinos". Finalmente, el regidor ha concluido su intervención con un recuerdo del recientemente fallecido exrrector de la USC Manuel Lucas Álvarez.