La Plataforma en Defensa de las Fragas do Eume estudia personarse en la causa abierta por el incendio

Incendio En Fragas Do Eume
GETTY
Actualizado 28/05/2012 19:55:54 CET

Asegura contar con testigos que certifican que "hubo tres focos", como sostuvo en un primer momento la consellería

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La 'Plataforma en defensa de las Fragas do Eume' estudia personarse en la causa abierta por el incendio forestal que a finales del pasado marzo quemó 750 hectáreas del bosque atlántico más importante de Europa. Con ello pretende evitar su archivo por parte del juez, toda vez que ha trascendido que el informe del Seprona apunta a que el fuego fue fortuito.

"Es interesante porque sería la primera vez que una acusación popular, entre comillas, obliga a la Fiscalía a hacer las investigaciones", ha destacado Miguel Anxo Abraira Sobrado, uno de los impulsores de la plataforma, en declaraciones a Europa Press.

El colectivo prevé celebrar una asamblea el miércoles o el jueves de esta semana para decidir si personarse o no, algo que depende de una cuestión económica, pues, para ello, calcula Abraira, necesitan unos 4.000 euros --1.200 de arranque, "más lo que venga después"--.

En cualquier caso, su intención es acudir con un abogado al juzgado de Ferrol que instruye el caso y personarse como acusación particular, con lo que la plataforma podría solicitar nuevos peritajes. En este sentido, Miguel Anxo Abraira asegura que existen testigos "de que hubo tres focos" en el inicio del fuego, como sostuvo desde un primer momento la Consellería de Medio Rural e do Mar.

"BUSCAR LA INTENCIONALIDAD"

La plataforma teme que el nuevo informe del Seprona --que desconoce y al que tendría acceso si fuese parte del proceso judicial-- desemboque en el archivo de la causa.

"Otro incendio más provocado por una colilla... Deben de andar todos los guardias del país tirando colillas...", ironiza Miguel Anxo Abraira. A su juicio, "llama la atención", pues "una cosa es" que los investigadores "digan que no existen pruebas que puedan certificar la intencionalidad del incendio y otra, que certifiquen que no hubo intencionalidad".

"Si fue fortuito, tendrán que tener pruebas para acreditarlo", subraya, antes de admitir que "habría que conocer el informe" para evaluar "cómo está hecho, con qué rigor científico".

Con todo, incide, "sorprende que todos los incendios en este país sean de personas que se delatan --por escapes de quemas-- o fortuitos". "Habrá que buscar la intencionalidad. Si Fiscalía quiere hacer una investigación tiene que buscar la intencionalidad", remarca.

Y, en este extremo, señala que "una --motivación-- puede ser económica". "¿A quién benefician estos continuos incendios? Llama la atención también que haya una asociación de papel dispuesta a pedir unos permisos a vecinos y sulfatar con pesticida prohibido eucaliptos que no son suyos... algo que es carísimo. Parece ser que hay gente muy interesada en que los eucaliptos salgan adelante", advierte.

"PARECER SER QUE YA NO ES PROVOCADO"

Por su parte, el alcalde del municipio en el que se originaron las llamas, A Capela, Manuel Meizoso (PSdeG), considera "extraña" la "premura" con que la Xunta "dijo que era provocado" si ahora el informe del Seprona atribuye el fuego a una causa fortuita.

"Primero era provocado y ahora parece ser que ya no", comenta en declaraciones a Europa Press, aunque asegura desconocer el documento. Por último, el regidor evita valorar las labores de regeneración de la Administración autonómica en la zona, ya que "de momento no empezó nada" y "oficialmente" tampoco tiene constancia --ni él ni los propietarios-- de las previsiones de una tala de eucaliptos en el ayuntamiento.