Pleno.- La Xunta activará en julio un proyecto piloto de transporte a la demanda en áreas de baja oferta del rural

Actualizado 26/06/2007 21:31:13 CET

Caride reivindica las medidas contra la "desincentivación" del uso del transporte y el PP opone "eficiencia del pasado a torpeza de hoy"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Política Territorial, María José Caride, anunció hoy la puesta en marcha el próximo mes de julio en las cuatro provincias gallegas de una experiencia piloto por la que se ofrecerá un servicio de transporte a la demanda en zonas "desfavorecidas" del rural que presentan un tráfico débil y coincide una baja oferta y demanda.

En su comparecencia a petición propia en el Parlamento para informar las medidas de su departamento en materia de transporte, Caride avanzó que esta iniciativa, actualmente en fase de diseño, se concretará a finales de este año y a lo largo de 2008 con la ampliación de las rutas y la puesta en marcha de una central de reservas conveniada con la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader).

La titular de Política Territorial explicó que el objetivo del transporte a la demanda es buscar el equilibrio entre el mantenimiento de los servicios, que resultan deficitarios, con la demanda de los usuarios que normalmente se circunscribe a días concretos.

Así, recordó que el particular "asentamiento poblacional" de la comunidad, caracterizado por la dispersión, dificulta la prestación de un servicio de calidad y añadió que, para reaccionar ante esta realidad, su Gabinete se encuentra actualmente en fase de identificación actualmente las áreas en las que, de forma experimental, se pondrá en funcionamiento.

Estas zonas contarán para su puesta en marcha con un teléfono de referencia al que se podrán dirigir todos los potenciales usuarios, que tendrán garantizada la "publicidad" para conocer las rutas que inicialmente se ofrecerán, que se verán ampliadas en los próximos meses.

Además, Caride se mostró convencida de que el diseño, en el que participarán los potenciales usuarios dando cuenta de sus necesidades, "atenderá" a las demandas de las áreas más descubiertas y constituirá una "alternativa de transporte perfectamente adaptable al rural", con el objetivo de que no sólo sea empleado por los "cautivos que no tienen otra posibilidad".

MEDIDAS DE IMPULSO

La conselleira enmarcó esta actuación en las previsiones para impulsar el transporte público y la competitividad del sector, con el reto de "eliminar las ineficiencias" actuales que, según ella, "desincentivan su uso", como la ampliación del transporte metropolitano a Pontevedra y Lugo este año y a Vigo y a Ourense el próximo.

De igual modo, aludió a la elaboración de una programación que tendrá en el Plan Integral de Transportes de Galicia (Pitgal) su instrumento fundamental. "Es el primero de planificación global del transporte", aseguró Caride, quien informó también de que ya se ha evaluado la situación a partir de una encuesta en la que se realizaron más de 25.000 entrevistas y se constató un volumen de en torno a 50.000 desplazamientos diarios.

Paralelamente, Política Territorial promueve otras actuaciones como el 'Noitebús', con vocación de "permanencia en el tiempo" tras el éxito de participación de cerca de 30.000 jóvenes entre verano y navidades de 2006 y Semana Santa de este año; o el 'Tes+Bus', desarrollado con Educación para promover la utilización del transporte escolar compartido en zonas con escasa oferta.

Igualmente, confirmó la apuesta por un transporte metropolitano que "adapte la demanda" a las peticiones de los usuarios y ratificó las previsiones que barajan que la tarjeta metropolitana sin contacto esté implantada en 2008, así como otras que se manejan en torno a descuentos donde ya está implantado.

OTRAS PREVISIONES

Además, avanzó el fin de los estudios sobre el metro y el metro ligero de A Coruña y Vigo para promover la "movilidad sostenible" en las dos grandes áreas urbanas de Galicia y asumió la necesidad de combinar estas medidas con la atención al transporte de mercancías, "sensible a cualquier variación de los mercados".

Al respecto, dio cuenta de decisiones como la compensación por el céntimo sanitario, que contará con una partida de 10 millones dirigida a 10.000 transportistas y que convierte a la comunidad no sólo en la que menos recauda de todas las que aplican este tributo --12 euros por 1.000 litros de combustible--, sino que también en la que más abona por subvención.

María José Caride también aludió al marco normativo global y la regulación del transporte de ría, a partir de un marco jurídico que responda a la "caducidad de las concesiones de transporte público regular y a las nuevas modalidades", como reacción a episodios como la sentencia del Tribunal de la Unión Europea por el régimen de monopolio permitido en Vigo.

De igual modo, ratificó los objetivos anunciados en materia de mejora del transporte ferroviario, con convenios como el suscrito con el Ministerio de Fomento para la renovación del parque de trenes y el aumento de las frecuencias, la creación de un ente ferroviario gallego y la ordenación del transporte aéreo.

CRÍTICAS

Sin embargo, la exposición de Caride topó con las críticas del PP, que por medio de su diputado Alejandro Gómez cuestionó el destino de las "más de 20 medidas" incluidas en los programas electorales con los que PSdeG y BNG concurrieron a las autonómicas y que, según él, "en el pacto de gobierno --para formar el bipartito-- quedaron reducidas a dos: el Plan de Transporte Público de Cercanías en las áreas metropolitanas y el billete único en las áreas metropolitanas".

Además, subrayó que "lo más curioso es que ninguna se ha cumplido hoy" y preguntó a la conselleira "cuándo van a rematar los planes previstos y traerlos aquí --a la Cámara-- para discutirlos y aprobarlos por consenso". "No cometa el mismo error que con el Plan de Seguridad Viaria", le recomendó.

Gómez aprovechó también para reivindicar la gestión de la Administración anterior y proclamó que "frente a la eficiencia del pasado, hoy hay torpeza", como la que, a su juicio, se evidenció en el borrador de la normativa de transporte público colectivo, "muy criticado por su indefinición de contenidos, la discrecionalidad de las ayudas y que dejaba fuera al sector".

DIFERENCIAS DE VISIÓN

Por ello, confió en que finalmente se cumplan los plazos y antes de final de año la ley se pueda aprobar en el Parlamento, puesto que "lo único que se consiguió hasta ahora es inseguridad jurídica, confusión y malestar porque carecen de modelo". Asimismo, reprochó que Galicia sea la única comunidad del litoral que carece de cercanías y se preguntó: "qué pasa con los servicios de larga distancia".

En contraposición, los diputados de los grupos que apoyan al bipartito valoraron las medidas, tanto la nacionalista Carme da Silva, que no obstante demandó que las soluciones "se analicen desde Galicia y sean resueltas desde este país", como el socialista Pablo López Vidal, quien mantuvo que la Xunta "no da ejemplos de realidades virtuales como antes, sino palpables".