El poder de compra de los gallegos cae un 0,8%, unos 150 euros al año, según Adecco

Dinero, billetes,
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 26/02/2019 9:34:32CET

   Un informe sitúa a Galicia como una de las comunidades autónomas en que más crece esta retribución, un 1,2% interanual

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El poder de compra de los gallegos cayó un 0,8% a cierre de 2018, descenso que supone unos 150 euros anuales, pese a estar el salario medio en su máximo histórico, con 1.490 euros al mes.

   Así lo recoge un estudio de Adecco que sitúa a la comunidad entre las que más incrementaron esta retribución, un 1,2% en el cuarto trimestre del año en relación al mismo periodo del ejercicio anterior.

   Aunque los 1.490 euros mensuales constituyen la cifra más elevada desde que hay datos registrados, si se tiene en cuenta la inflación , "la situación no es tan favorable", destaca el informe, que refleja que "la remuneración gallega sigue perdiendo poder adquisitivo".

   "Si el año pasado esa pérdida era de apenas un 0,1%, ahora lo es de un 0,8%, equivalente a 150 euros anuales", indica. Con todo, añade que de las 13 que pierden capacidad de compra, Galicia es la segunda "con menos pérdida monetaria".

   En la comunidad se han creado 32.300 puestos de trabajo, lo que representa un aumento del 3,1% interanual. De ellos, 13.900 fueron de cualificación media o baja (+1,9%), mientras que los restantes 18.400 (seis de cada 10) requirieron alta cualificación (+5,7%).

   Adecco resalta que "la reducción del número de parados de larga duración vivida el último año (hasta el 35,7% del total de desempleados) contribuye al aumento de la proporción de parados con prestación por desempleo (un 61,1%)".

   También apunta que el teletrabajo "beneficia al 6,5% del total de ocupados", tres décimas menos que un año antes. Son 70.400 trabajadores, según sus datos, los que acceden a esta posibilidad, es decir, uno de cada 15.

MENOS HUELGAS

   Galicia es, asimismo, una de las 14 autonomías que han visto caer su número de huelgas este año, un 20,4%, lo que disminuye el número de conflictos a 18,4 cada 100.000 empresas.

   "Más profunda", según el documento, fue la reducción en el número de participantes en paros, del 68,9%, hasta 29,6 participantes por cada 10.000 ocupados. Continúa, con todo, siendo el segundo dato de participación más alto entre las autonomías.

Contador