Actualizado 03/05/2007 20:43 CET

La Policía de Proximidad de Ourense se pone en marcha para incrementar la seguridad en los barrios y el rural

Ocho agentes conforman este nuevo servicio, que incluye vigilancia de las márgenes del río Miño con dos patinetes eléctricos

OURENSE, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Ourense ha puesto en marcha la Policía de Proximidad, un nuevo servicio dependiente de la Policía Local ourensana, que pretende incrementar la seguridad ciudadana en los barrios y las zonas rurales de la capital ourensana.

Se trata de un servicio pionero porque hasta ahora no hay constancia de que se haya puesto en marcha como tal dentro del Cuerpo de la Policía Local.

Para ello, un total de 8 nuevos agentes que se han incorporado recientemente a la plantilla ourensana se encargarán de recorrer los barrios y el rural de la ciudad de Ourense, dando mayor seguridad a los vecinos y solucionando "in situ" cualquier complicación que se presente.

El servicio fue presentado esta mañana en una rueda de prensa que tuvo lugar en el salón de plenos de la institución municipal ourensana. El acto contó con la asistencia del alcalde de la ciudad, Enrique Nóvoa, el jefe de la Policía Local, Abelardo Ulloa, el concejal de Policía, Vicente David Alondo, y el edil de régimen interior y personal, Francisco Javier Rodríguez Nóvoa.

El alcalde de Ourense, Enrique Nóvoa, aseguró que con la puesta en marcha de este servicio, "cumple" con el segundo compromiso anunciado cuando tomó posesión del cargo como regidor municipal, a principios del pasado mes de febrero.

En este sentido, el regidor municipal ourensano se mostró "muy satisfecho" de poder "anunciar" la puesta en marcha de un servicio de estas características, que junto con la entrada en servicio del teléfono de atención ciudadana "010" suponen dos compromisos que asumió cuando tomé posesión como alcalde.

DEMANDA VECINAL

El alcalde de Ourense explicó que la Policía de Proximidad era una "demanda vecinal" de los ourensanos que residen en los "barrios y las zonas rurales de la ciudad" que "querían ver a la Policía por sus zonas hablando con ellos".

El concejal de Tráfico en Ourense, Vicente David Alonso, manifestó que este servicio servirá para "solucionar" numerosas gestiones vecinales que hacían que los ourensanos tuviesen que desplazarse "al Ayuntamiento o a la Policía" para una determinada gestión, que al cabo del año, suponen el "60 por ciento de las demandas ciudadanas".

Por su parte, el jefe de la Policía Local de Ourense, Abelardo Ulloa, aseguró que pretenden que el nuevo servicio se convierta en los "ojos" del Ayuntamiento "en los barrios" para que "no tenga que venir el ciudadano al Ayuntamiento a presentar quejas o anomalías". "Ahora lo podrán hacer efectivo delante del propio Policía", aseveró.

NUEVOS EFECTIVOS

Los agentes contarán con ocho nuevas motocicletas para prestar el servicio y en cuatro años se pretende aumentar el número de efectivos en unos 20 agentes. La Policía de Proximidad se encargará de recabar información relevante desde el punto de vista policial, auxiliar y asistir a los ciudadanos, inspeccionar y controlar las zonas y mejorar la convivencia vecinal, entre otras cuestiones.

Asimismo, el Ayuntamiento de Ourense adquirió dos patinetes eléctricos para que la Policía Local vigile las seis áreas termales que discurren a orillas del río Miño, a su paso por la ciudad. El alcalde de Ourense explicó que son "silenciosos, ecológicos", y "además de ocupar poco espacio físico, alcanzan los 20 kilómetros por hora".