El PP de Poio critica el abandono de la Xunta en el problema del realojo de las familias gitanas de O Vao (Pontevedra)

Actualizado 09/11/2007 19:33:18 CET

La situación está pendiente del juez tras el incumplimiento por parte del Ayuntamiento del auto que ordenaba el derribo de 7 chabolas

PONTEVEDRA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Poio, Javier Domínguez, denunció que la Xunta abandonó al alcalde en el problema del realojo de las familias gitanas afectadas por la orden de derribo de las chabolas de O Vao (Pontevedra).

Según indicó el portavoz del PP en Poio, "llama la atención el poco peso político del alcalde Luciano Sobral porque la propia Xunta de Galicia que es de su partido y del PSOE lo ha abandonado".

Javier Domínguez insistió en que la solución tiene que ser consensuada con las consellerías y los vecinos de O Vao "no se puede olvidar de los vecinos que llevan 30 años sufriendo esa lacra", apuntó "lo que no puede ser es que sea sólo el Ayuntamiento de Poio el que se tenga que buscar la vida", concluyó el jefe de la oposición municipal.

"Desde el PP de Poio criticamos que se haya esperado hasta el último día para hacer efectiva esa sentencia, y aún así todavía no se ha hecho, creando un precedente", aseveró

Domínguez Lino comparó otros derribos que el ayuntamiento de Poio ejecutó el pasado año en Raxó o hace dos en A Pinela, en Combarro, en los que el Gobierno municipal actuó con diligencia frente a la situación creada en O Vao.

"Desde luego ahí hay un desacato a la autoridad que no entendemos, además con los precedentes que va a ocasionar esto", señaló el portavoz municipal 'popular'.

ALCALDE SOLO.

Por su parte el alcalde de Poio, el nacionalista Luciano Sobral, admitió que en algunos momentos se siente solo ante la falta de apoyos de otras administraciones para afrontar el problema social del poblado chabolista.

Sobral explicó que en estos momentos la situación está pendiente de lo que diga el juez sobre el incumplimiento por parte del Ayuntamiento del auto judicial que ordenaba el derribo de siete chabolas, pero también de la firma de un convenio con la Consellería de Vivenda.

En cualquier caso, Luciano Sobral anunció que si el convenio no llega antes del 31 de diciembre no será posible financiar los realojos y habrá que cumplir el auto judicial.