El PSdeG critica que la Xunta mantiene "dos asesores por cada alto cargo"

Actualizado 06/11/2017 13:53:11 CET
El portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga
EUROPA PRESS

El PPdeG responde que "cualquier comparación" de la estructura actual del Gobierno con el bipartito es "claramente ventajosa" para Feijóo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha criticado este lunes que la Xunta mantiene "dos asesores por cada alto cargo" tras constatar que el gasto en ese tipo de personal de confianza "supera ampliamente" al que suponen los puestos directivos.

Por ese motivo, en su enmienda transversal a los presupuestos autonómicos para 2018, el PSdeG reclama que se reduzca el número de contratados para este cometido hasta que constituyan "la mitad" de los altos cargos del Gobierno gallego.

En concreto, según las estimaciones de los socialistas en base a una retribución media anual de 56.000 euros, los casi 4,15 millones que la Xunta destina a pagar a sus altos cargos reflejan un total de 73 contratados para este fin.

Para el personal de gabinete, en cambio, la suma se eleva por encima de los cinco millones de euros a pesar de que su sueldo medio se sitúa en los 30.000 euros al año. Así las cosas, la cantidad de asesores contratados llega a los 168.

Con estas cifras, que Leiceaga ha juzgado en rueda de prensa que "no son razonables", ha requerido al Ejecutivo autonómico que realice "un esfuerzo de austeridad" como el que se ha estado pidiendo a los ciudadanos durante los últimos tiempos.

OBTENER 550 MILLONES

Junto con el ahorro en la partida de asesores, el dirigente socialista ha demandado también una reducción en las destinadas a "publicidad y propaganda". En concreto, con el recorte en gastos "innecesarios", se obtendrían cerca de 180 millones, según sus cálculos.

Además, el PSdeG propone obtener algo más de 350 millones de euros adicionales a través de modificaciones en los impuestos sobre la Renta y el Patrimonio, al objeto de introducir una mayor "progresividad" y así aliviar la "desigualdad".

Como ha detallado Leiceaga, se trata de fijar un tramo específico en el IRPF para aquellos trabajadores que perciben más de 47.000 euros, como ya existe en otras autonomías, y de rebajar el mínimo exento en el Patrimonio de 700.000 a 400.000 euros (más la vivienda habitual). En paralelo, apuesta por introducir un impuesto de carácter medioambiental.

PRIORIDADES

Con esos 550 millones de euros adicionales que los socialistas obtendrían para las cuentas públicas sumando el recorte en gasto "innecesario" y las reformas fiscales, abogan por reforzar las políticas de empleo, los servicios básicos, la lucha contra la pobreza y las desigualdades sociales y los programas medioambientales.

A modo de ejemplo, Leiceaga ha propuesto reforzar los programas de idiomas a través de viajes al extranjero para los alumnos de la educación pública y diseñar un programa de becas para posgraduados universitarios.

También ha planteado actuaciones medioambientales dirigidas a la lucha contra los incendios forestales, centradas en la prevención; así como mejoras en el tratamiento de las aguas y el saneamiento. Además, pensando en el impulso de la economía, ha reclamado medidas para reforzar el I+D+i y cambios en la política de vivienda de la Xunta.

RESPUESTA DEL PPDEG

Frente a la enmienda de totalidad avanzada por el PSdeG y preguntado por la denuncia de los socialistas en relación al número de asesores, el portavoz parlamentario popular, Pedro Puy, ha defendido que, bajo el mandato de Alberto Núñez Feijóo, se acometieron "disminuciones muy significativas en el apartado de personal".

De hecho, se ha mostrado convencido de que, en "cualquier comparación" entre la actual estructura de la Xunta, con el personal de confianza correspondiente, y la que había "hace una década", cuando gobernaba el bipartito, sería "claramente ventajosa" para el actual gobierno. "Es una crítica fácilmente rebatible", ha remarcado, antes de incidir en que, probablemente, la enmienda de totalidad del PSdeG no se sustenta únicamente en esta cuestión.

A renglón seguido, acerca de las modificaciones fiscales que plantean los socialistas, ha avanzado que el PPdeG "analizará todas las enmiendas", pero lo hará "desde la tranquilidad" que aporta que Galicia cuente ya "con un sistema fiscal bien adaptado" a la situación económica actual. Así, ha destacado la reducción "progresiva" de impuestos y, en su conjunto, la política fiscal del Gobierno de Feijóo.

Finalmente, Puy ha recordado que el debate de totalidad de los presupuestos gallegos para 2018 se celebrará en el pleno del 20 de noviembre y ha destacado que las comparecencias por parte de los distintos departamentos de la Xunta y entidades concluyen este lunes "con normalidad", salvo "el incidente" de la ausencia de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, y su homólogo en Lugo, Darío Campos, ambos socialistas.