El PSOE de Pontevedra tilda de "traidores" a sus socios de gobierno del BNG por impulsar una planta de compostaje

Publicado 10/01/2015 16:26:26CET

Los socialistas advierten que la instalación en A Canicouva se convertiría en la "Sogama del sur"

PONTEVEDRA 10, (EUROPA PRESS)

El secretario de la agrupación local del PSdeG-PSOE en Pontevedra y concejal del gobierno municipal Agustín Fernández ha tildado de "traidores" al BNG y al alcalde de la ciudad, Miguel Anxo Fernández Lores, por estar impulsando la construcción de una planta de compostaje que recibirá 30.000 toneladas anuales de residuos procedentes de 21 localidades de la provincia. "Mienten y engañan", ha criticado Fernández, que también ha acusado a sus socios de gobierno de "falta de credibilidad".

Según Agustín Fernández, la planta de compostaje proyectada --que se instalará en monte comunal de la parroquia de A Canicouva-- será en realidad "un vertedero tradicional donde va a ir toda la basura, no solo residuos orgánicos". Por eso ha calificado de "eufemismo" el protocolo firmado el pasado mes de mayo entre Fernández Lores y el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, para la adhesión de la ciudad al proyecto de "planta de gestión y tratamiento de residuos municipales".

El responsable del PSOE de Pontevedra y próximo candidato socialista a la alcaldía ha denunciado la existencia de un "pacto sólido e inexplicable entre el PP de Louzán y el BNG de Lores", de manera que este último, según Agustín Fernández, estaría actuando "en la práctica como socio de gobierno de Louzán".

Fernández ha cuestionado los "beneficios" que supondría esta planta para Pontevedra y ha preguntado "cuáles son las contraprestaciones que le ha ofertado el PP de Louzán; porque si no, habrá que empezar a sospechar".

En este sentido, el edil socialista ha reprochado al alcalde que "si traer a Pontevedra 30.000 toneladas anuales de basura es un campo de fútbol o un trozo de una ronda urbana, mal vamos", en alusión a la reforma del estadio de Pasarón y al vial Montecelo-Príncipe Felipe, licitado por la Administración provincial con un coste de 2,4 millones de euros.

SOGAMA DEL SUR

Para el PSOE de Pontevedra, la planta de residuos proyectada en A Canicouva se convertiría en "la Sogama del sur" que ha sido rechazada previamente por los habitantes de las localidades ourensanas de O Irixo y Carballeda de Avia. Agustín Fernández ha instado a los promotores de esta iniciativa a explicar "si esto es así para intentar solventar el pufo con la Sogama del norte".

Además, para Fernández, la "devastación de 10 hectáreas de monte" --en un espacio que "como mínimo tiene protección forestal", ha añadido el concejal socialista-- va a tener un coste inicial de 22 millones de euros que no solo "va a ir al bolsillo de todos" los ciudadanos, sino que va a repercutir también en el "incremento del coste del recibo de la basura", ha alertado el concejal socialista.

ACCIONES

Agustín Fernández ha advertido que "esto acaba de empezar", anticipando las actuaciones que llevará a cabo el PSOE de Pontevedra. Así, ha anunciado que se dirigirá a los vecinos de A Canicouva para "invitarles a ir a Lousame, como hicieron los vecinos de Campañó", una de las parroquias pontevedresas que rechazó los planes iniciales del BNG para instalar la planta en esa zona. "Que les expliquen cómo padecen la planta que hay allí, no solo los que están a 500 metros, sino los que viven a más de un kilómetro", ha indicado.

Desde el PSOE también han avisado que serán "muy estrictos" con los requisitos urbanísticos que tenga que cumplir esta instalación en base a los informes de los técnicos del ayuntamiento de Pontevedra, "no los de las empresas privadas". Por último, pedirán explicaciones en el Pleno por lo que consideran un "desastre medioambiental" y un "error".

Sobre el enfrentamiento entre los socios que conforman el bipartito, Agustín Fernández ha señalado que "hay un pacto de gobierno donde esto", en referencia a la planta de residuos proyectada, "no está incluido" y ha defendido que los socialistas son "coherentes" porque, aún a pesar de haber apoyado la investidura de Fernández Lores como alcalde, "lo que no está en el acuerdo de gobierno es discutible".

Fernández ha destacado la "soledad" del alcalde y del BNG en esta situación, constrastando su postura actual con la que los nacionalistas mantuvieron en 1997 cuando "capitanearon y rentabilizaron la oposición a la empacadora de Bértola porque la consideraban una barbaridad y ahora en el poder tragan un vertedero de basura". Por ello, le ha recomendado que "está a tiempo de recapacitar".

En esta misma línea, el portavoz del grupo municipal socialista, Antón Louro, ha acusado a Miguel Anxo Fernández Lores de estar "cargado de una soberbia sin límites" y ha afirmado que el PSOE va a "trabajar para que la oscuridad" que --según ha denunciado-- hay en este proyecto "sea sustituida por claridad y transparencia".

Para leer más