Actualizado 21/03/2013 21:38 CET

Uno de los quemados en un accidente en una nave industrial en Vigo ingresa en la UCI y el otro permanece en observación

VIGO, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Uno de los trabajadores que han resultado quemados en un accidente laboral en una nave industrial del polígono vigués de O Caramuxo ha ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Povisa, donde permanece estable dentro de la gravedad; mientras que el segundo trabajador está en observación.

De los dos trabajadores, el más joven, B.S.R., de 39 años de edad, es el que permanece en la UCI. Según informa el hospital vigués, presenta quemaduras de segundo grado en cara y miembro superior derecho, pero se encuentra estable dentro de la gravedad.

El segundo operario herido, R.M.F., de 59 años de edad, está ingresado en la Unidad de Quemados en observación, aunque no sufre heridas de consideración, indican las mismas fuentes.

Los hechos ocurrieron pasadas las 16.30 horas de este jueves en la nave de la empresa Vicalsa en el polígono del Camiño do Caramuxo, cuando los dos operarios estaban realizando trabajos de soldadura en una pieza de un barco y se produjo la deflagración, cuya onda expansiva afectó a estas dos personas.

Los primeros en llegar al lugar fueron los efectivos del 061, que estabilizaron a los heridos y los trasladaron al hospital vigués de Povisa. Según explicó un alertante al 112, los trabajadores cayeron desde una altura de "cinco o seis metros" y presentaban quemaduras, estando uno de ellos inconsciente.

También se movilizaron efectivos de Policía Nacional y de los Bomberos de Vigo. Cuando estos últimos llegaron al lugar realizaron una revisión y, según explican fuentes de este cuerpo a Europa Press, no encontraron fuego ni humo.

Además, realizaron mediciones de gases explosivos, las cuales dieron negativo, por lo que barajan la posibilidad de que el gas que provocó la explosión tuviese su origen en las emanaciones de un líquido anticorrosivo que se aplica en las piezas con las que se trabaja y que los operarios tenían cerca.

A ese respecto, fuentes de los Bomberos explicaron que el calor de la soldadura pudo haber provocado que de ese líquido emanasen gases y se produjese una deflagración que hirió a los dos hombres.