Rural.- Agaca denuncia el "cambio de política" de Puleva en Galicia, que dejará de recoger leche a unos 500 ganaderos

Actualizado 04/08/2008 21:22:55 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) expresó hoy su "indignación" ante el cambio de política que atribuye a Puleva a raíz de su decisión de interrumpir la recogida de leche a unos 500 ganaderos de la comunidad que proveían a la planta que la firma posee en la capital de Lugo de unos 20 millones de litros de materia prima anuales.

Esta organización denunció que los responsables de Puleva comunicaron a cooperativas y ganaderos con "sólo cuatro días" de antelación la paralización de su relación profesional, que en algunos casos superaba los 15 años de antigüedad. Agaca responsabiliza a la firma láctea de adoptar una "cultura" y "política de deshechos", al sospechar que la industria está importando la materia prima que transforma en Lugo.

Pese a celebrar que los ganaderos afectados por la decisión hayan sido contratados por el propietario de Leche Río, Jesús Lence, la organización que representa a las cooperativas agrarias gallegas condenó la estrategia de Puleva, que atribuye a un excusa para no aplicar la habitual subida de verano del precio de la leche en origen.

En esta línea, cuestionaron la firma del contrato homologado suscrita el pasado mayo por la industria del grupo Ebro-Puleva, dado que, como recordaron, este mecanismo está orientado a incrementar la transparencia del mercado lácteo.

Además, las cooperativas hacen un llamamiento a los consumidores para que "comprueben" la procedencia de la leche que compran y así eviten "lucrar" a los industriales que, según afirman, usan a las distribuidoras multinacionales a colocar en España los restos productivos de Francia y Alemania. Agaca también lamentó no "encontrar" el modo de establecer una relación profesional con la industria que redunde en una mayor estabilidad del mercado, la seguridad alimentaria y del suministro, así como a aumentar la transparencia y profesionalidad del sector. Así mismo, advierten de que esta labor será "más difícil" si el mercado, los consumidores y el resto de las industrais lácteas no "penalizan" la actuación de Puleva. Las cooperativas reprocharon en este sentido "la falta de respuesta" de los estamentos públicos que, según insistieron, "indignan" a los ganaderos.

NEGATIVA

El jefe de compras de Puleva en Galicia, José Luis Saco, desmintió "rotundamente" el pasado jueves a Europa Press la decisión confirmada hoy por Agaca, tras asegurar que se trataba de un "información interesada". No obstante, fuentes del sector confirmaron ese mismo día que varias cooperativas de la comunidad estaban afectadas por la decisión de recortar de modo progresivo el volumen de compra de la leche que producían para la firma.

Las cooperativas afectadas aglutinan a unos 500 ganaderos que se distribuyen, sobre todo, en las principales comarcas productoras de leche de Lugo y Pontevedra, según confirmaron a Europa Press diversas fuentes del sector.