Sanidade apuesta por actuar sobre los hábitos de vida y el medio ambiente como factores fundamentales de la salud

Actualizado 26/11/2007 20:10:48 CET

Medio Ambiente aboga por afrontar reformas legislativas para lograr una mejor prevención y conservación de la biodiversidad gallega

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Saúde Pública, Ramón Medina, apuntó hoy que, en los países desarrollados, los factores ligados a los estilos de vida y la incidencia sobre el medio ambiente condicionan "nuestra forma de enfermar, sufrir y morir", por lo que consideró "imprescindible" actuar sobre esos dos factores para garantizar la salud.

En su ponencia en la sesión inaugural del Congreso Galego de Medio Ambiente, Medina advirtió de que medio ambiente y salud "forman parte de un mismo proceso" y este vínculo debería tenerse siempre presente. "Somos nosotros los que nos estamos autolesionando", destacó, tras explicar que el 80% de la mortalidad en Galicia está provocada por enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y accidentes.

El director xeral incidió en que, teniendo en cuenta los problemas de salud con mayor prevalencia, se puede concluir que existen "conductas autodestructivas a corto plazo" y se deteriora el medio ambiente a una velocidad que impide la autorregeneración, "repercutiendo negativamente en nuestra salud y en la de las generaciones venideras".

En ese sentido, apuntó como ejemplo el hecho de que, debido a la contaminación marina, hubo que modificar el límite de mercurio máximo permitido para el consumo de túnidos que existía hace veinte años, ya que de seguir con los mismos parámetros en la actualidad "no podríamos comer ningún túnido".

Ante esta situación, Medina apuntó en su ponencia cuatro estrategias que deben dirigir la actuación gallega, que en primer lugar pasar por buscar la "autorresponsabilización de toda la sociedad", ya que estilos de vida insalubres y el deterioro del medio ambiente cambian el patrón de morbimortalidad y, sin embargo, este aspecto "no es valorado suficientemente por la sociedad".

Además, apostó por fomentar las actividades de protección y promoción de la salud, por invertir en Atención Primaria de salud y por la elaboración y ejecución de programas de fomento de estilos de vida saludables. "Estas estrategias se pueden resumir en una frase muy vieja pero poco asumida: más vale prevenir que curar", concluyó.

REFORMAS LEGISLATIVAS.

En esa misma línea, el director xeral de Conservación da Natureza, Xosé Benito Reza, abogó en su ponencia por afrontar una serie de reformas legislativas o ampliación de los actuales instrumentos para lograr una mejor prevención y conservación de la biodiversidad gallega.

Entre otras, Reza citó la elaboración de un reglamento que desarrolle la Ley de conservación da natureza, de un texto legal que regule el sector forestal, otra norma para la protección de pequeñas masas arboladas de especial interés y medidas de gestión para el paisaje, así como fomentar la coordinación entre administraciones.

El director xeral diferenció entre la conservación ex-situ y la conservación in-situ, y dentro esta última se refirió a la conservación de hábitats, de especies y de la red de espacios naturales protegidos, que "debe consolidarse como ecológicamente representativa, coherente, propia, sólida y flexible".

En su intervención, repasó las principales medidas puestas en marcha por la Consellería de Medio Ambiente en este ámbito, tales como la elaboración del catálogo de especies amenazadas, los planes de recuperación o la creación de una red de centros de recuperación de fauna, entre otras iniciativas.

RADIOGRAFÍA AMBIENTAL.

Por su parte, el director del congreso, el profesor Francisco Peña, centró su ponencia en realizar una "radiografía ambiental de Galicia", en la que analizó la actual situación de la comunidad al respecto de ordenación territorial, urbanismo, espacios protegidos, gestión forestal, calidad de aire y de las aguas.

Además, apuntó una serie de propuestas de mejora y abogó por llevar a cabo un diagnóstico ambiental en los municipios, comarcas y mancomunidades de Galicia, para conocer la situación real de partida y poder adoptar las medidas correctoras para eliminar las deficiencias detectadas.

Peña, que es profesor de Medio Ambiente y Salud de la Universidad Politécnica de Madrid y miembro de la Real Academia de Medicina y Cirurxía de Galicia, consideró necesario "impulsar y cultivar la defensa del medio ambiente" en Galicia, fomentando una ética ambiental que cree una nueva conciencia social en los jóvenes, "que se traduzca en un mayor nivel de compromiso de los agentes socioeconómicos y de la ciudadanía con el medio ambiente".

En ese sentido, apuntó que para salvaguardar el enorme potencial ambiental de Galicia se requiere del "compromiso y esfuerzo solidario" de todos los gallegos, por lo que reclamó la implicación en la conservación del medio ambiente de políticos, empresarios, educadores, científicos, profesionales, ecologistas, medios de comunicación y población civil.

En la inauguración del congreso, que se prolongará durante toda la semana, también participaron la concejala de Medio Ambiente de Santiago, Elvira Cienfuegos; la responsable de Programas y Convenios Obra Social Caixa Galicia, Gema García Abril; y el vicerrector de Comunidade Universitaria de la Universidad de Santiago, José Manuel Mayán.