El Sergas defiende la “celeridad” de la subcomisión de hepatitis C, que autorizaba el fármaco en un máximo de “11 días”

Publicado 26/12/2018 19:47:35CET

   Culpa a los laboratorios de la demora en el suministro, por lo que el PP defiende que “no puede ser achacable a la Administración”

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El asesor jurídico del Sergas, Jorge Mora, ha reivindicado la “celeridad” con la que actuaba la subcomisión de farmacia de la hepatitis C para tramitar las solicitudes de la medicación en 2014. Y es que, según sus cifras, “lo que más se tardó” en emitir la autorización fueron “diez u once días”.

   Además, durante su comparecencia este miércoles en la comisión de investigación de sanidad del Parlamento gallego, ha cifrado en “dos o tres meses” la demora desde que la subcomisión emitía un informe favorable para el tratamiento y hasta que los laboratorios concedían su suministración.

   Estos números chocan con los dados en la misma jornada por el presidente de la asociación de médicos Batas Blanca, que extendía hasta los “seis o siete meses” este retraso que mantiene una investigación judicial abierta contra dos altos cargos del Sergas.

   En este contexto, Mora ha valorado que los miembros de la subcomisión estudiaron más de 1.700 casos individualizados, de modo que cada paciente tenía su dictamen. Todo ello se inició, tal y como ha explicado, después de que en febrero de 2014 la Agencia Europea de Medicamento (EMA) permitiese el uso compasivo del tratamiento --su suministro, en determinados casos, antes de ser comercializado--.

   Seguidamente, la Agencia Española de Medicamento (AEM) comunicó, el 7 de mayo de 2014, las condiciones de acceso por este uso compasivo, un procedimiento que el asesor jurídico del Sergas ha calificado como “complejo” y que se produce un año antes del plan estratégico estatal contra la hepatitis C, que “extendió” los usos del tratamiento e hizo “innecesaria” la actuación de la subcomisión.

   En todo caso, Jorge Mora ha recordado que las condiciones de 2014 “no tienen nada que ver con las de la actualidad”, un punto en el que han incidido también otros dos comparecientes en el Parlamento durante este miércoles: un miembro de la subcomisión de farmacia y un doctor especialista en Digestivo.

LA DEMORA “NO PUEDE SER ACHACABLE A LA ADMINISTRACIÓN”

   Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en la comisión, el diputado Aurelio Núñez Centenio, ha sostenido que si el retraso de dos o tres meses era por parte de la empresa del fármaco, “no puede ser achacable a la Administración pública”.

   De este modo, el asesor jurídico del Sergas ha insistido en la “celeridad” del proceso y ha negado que se produjese alguna autorización “sin pasar por la subcomisión”, tal y como relataba previamente el presidente de Batas Blancas, puesto que este órgano -- ha subrayado-- “no puede emitir un dictamen si no se le remite la solicitud”.

   Además, ha asegurado que si la AEM informó el 7 de mayo de las condiciones de acceso por uso compasivo al tratamiento, la subcomisión se reunió el día 8 para “establecer los criterios y lo remitió a todos los centros”. “Se dijo que no se comunicó, pero fue al día siguiente”, ha reivindicado.

   Así las cosas, Núñez Centeno ha descartado que se pueda “achacar este retraso a la autoridad” pública, por lo que ha deseado que la causa judicial concluya “lo más rápido posible”: “Confiamos en que la solución sea favorable para estas personas que tanto han trabajado por el sistema sanitario”.

   Finalmente, durante el turno de cierre, el asesor jurídico del Sergas ha reafirmado que “no cabe duda de que todos los procedimientos se resolvieron con celeridad” y ha manifestado su “deseo” de que la causa judicial “se pueda cerrar pronto”.

Contador