La teleasistencia móvil de la Diputación de Pontevedra atendió a 36 mujeres maltratadas en los primeros 5 meses de 2008

Actualizado 04/08/2008 21:18:38 CET

PONTEVEDRA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El servicio de teleasistencia móvil puesto en marcha por la Diputación de Pontevedra para las víctimas de violencia de género atendió durante los primeros cinco meses del año a un total de 36 mujeres procedentes de 12 ayuntamientos de la provincia. Además, durante este año se registraron cuatro casos más que en todo 2007, con 32 altas, según el balance del departamento de Acción Social.

El mayor número de afectadas se corresponde con los ayuntamientos de Baiona, Poio y A Lama, donde residen siete, seis y cinco de las mujeres atendidas, respectivamente. Le siguen Pontecaldelas con cinco casos y Nigrán con cuatro; Porriño y Salceda de Caselas con dos casos adscritos en cada uno de ambos municipios, y Bueu, Cuntis, Marín, Meaño y Mos, con un caso en cada localidad.

Por su parte, la Diputación de Pontevedra explicó que este programa de teleasistencia se trata de un servicio gratuito dirigido principalmente a ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, ya que los de mayor población pueden adherirse individualmente al convenio.

En este caso, las usuarias disponen de un terminal que les permite comunicarse con un centro de atención que coordina las actuaciones requeridas en cada caso durante las 24 horas los 365 días del año. La llamada de emergencia se activa pulsando un botón. Además de este dispositivo, el terminal dispone de un localizador GPS con números prefijados para --en caso de alarma-- intervenir en el menor plazo de tiempo posible.

Las beneficiarias del servicio deben contar con una orden de protección o de alejamiento con respecto de sus agresores que haya sido emitida por un juez y no pueden convivir con la persona o personas acusadas de los malos tratos causados. Las solicitudes para acceder al programa de la Diputación se canalizan a través de los Servicios Sociales de los ayuntamientos donde residan.

Tras la recepción de la solicitud, la Diputación de Pontevedra tramita la incorporación al servicio de teleasistencia móvil en un plazo máximo de siete días. En los casos más urgentes, el personal de Acción Social facilita el terminal a las víctimas de violencia de género 48 horas después de cursarse la petición.