La Xunta analiza la propuesta de universidad privada de Abanca, que estaría en marcha en 2021

Publicado 14/12/2018 13:09:01CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Xunta de Galicia analiza la solicitud realizada formalmente por Afundación, la Obra social de Abanca, para crear la que sería la primera universidad privada de la comunidad gallega, con contenidos que girarían en torno al ámbito empresarial y que, de cumplirse los requisitos y los trámites establecidos, podría iniciar su andadura en el horizonte del curso 2021-2022.

   Así lo ha confirmado el secretario xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro, en el transcurso de la Comisión 4ª, de Educación y Cultura celebrada en el Parlamento Gallego, en respuesta a la pregunta formulada por la diputada del BNG Olalla Rodil, en torno a las "informaciones no oficiales" existentes sobre esta "supuesta" universidad privada y sobre sus posibles consecuencias y repercusiones en el sistema universitario gallego.

   José Alberto Díez de Castro ha confirmado que la sede electrónica de la Xunta de Galicia recibió el 4 de octubre de este año la solicitud presentada por el patronato de Afundación para el reconocimiento de la Universidad Internacional de la Empresa (UIE). A partir de este momento, se inició la tramitación de la que es, al menos desde 2009, la primera petición formal de creación de una universidad privada en Galicia.

    La tramitación no se finalizaría, como mínimo, antes de "3 años", ante los requisitos establecidos tanto por la normativa estatal como los más "restrictivos" a nivel gallego y que exigen, entre otras cuestiones, que se trate de una universidad privada de calidad que aporte "valor añadido", con un programa que "complemente" y no sea reiterativo, con garantías de docencia, investigación y doctoramiento y que no se plantee "especular con la docencia ni ganar dinero".

SIN ÁNIMO DE LUCRO

   En este sentido, el secretario xeral de Universidades ha añadido que la propuesta, que aún se encuentra en la fase inicial de tramitación, recoge que la Universidad estaría gestionada por una Fundación, por lo que sería "sin ánimo de lucro" y no podría generar beneficios. De hecho, ha recordado que el Patronato de Abanca cuenta con representantes de 7 ayuntamientos, de las 4 Diputaciones, del Parlamento de Galicia, de la Xunta y de los empleados de la Fundación.

   Además, debería contemplar un porcentaje específico de alumnos que estudiasen con becas y no tendría financiación de la Xunta de Galicia. En cuanto a los estudios que se impartirán, que tendrían que ser acordados en la última fase del proceso de tramitación, girarían en torno al ámbito empresarial, con ramas sociales y de ingeniería.

   El secretario xeral de Universidades ha defendido, en todo caso, que su aprobación no afectaría al sistema universitario gallego, en una comunidad con 3 Universidades y siete campus que es la única de estas características sin contar con una privada. En datos estatales, ha recordado que España cuenta con 84 universidades, de las que 34 tienen carácter privado, en un "marco normativo que permite su convivencia".

   En el caso de Galicia, ha remarcado que se mantendrán los presupuestos para la universidad gallega, a la que se destina el mayor porcentaje del PIB de todas las comunidades autónomas, y la apuesta autonómica actual que se refleja en cuestiones como creación prevista de "14 nuevos grados hasta 2021" para captar alumnado.

    Los rectores de las tres universidades gallegas y los restantes miembros del Consello Galego de Unviersidades (CGU) tienen constancia de esta petición. Según ha explicado José Alberto Díez de Castro, en el transcurso de la última reunión la Secretaría Xeral les informó que se está analizando la documentación presentada con el objeto de emitir el preceptivo informe previsto en el procedimiento administrativo de reconocimiento de universidades privadas regulado en la normativa vigente.

   Desde el BNG, la diputada Olalla Rodil ha puesto el acento, en todo caso, en la "preocupación" existente en el ámbito universitario gallego ante la propuesta de Afundación y ha solicitado que se valore que "no cree distorsiones" en el sistema de educación superior actual y que se tenga en cuenta la "realidad demográfica" de Galicia y las dificultades que han atravesado sus propias universidades en los últimos años.

PROCESO DE TRAMITACIÓN

   El secretario xeral de Universidades ha precisado que la universidad promovida tendría que ser creada por Ley por la Cámara gallega. En cuanto a los trámites, de forma previa a la elevación de la propuesta al titular de la Consellería de Educación, que instaría al inicio del expediente como anteproyecto de ley, le corresponde a la Secretaría Xeral de Universidades estudiar y valorar la propuesta y emitir un informe en el que se compruebe su pertinencia socio-económica.

   El proceso está regulado en la Ley 6/2013, del 13 de junio, del Sistema Universitario de Galicia, que establece que deberán dictar informe al respecto la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia (ACSUG), el Consello Galego de Universidades y la Conferencia Xeral de Política Universitaria.

   A mayores, tendrían que cumplir la normativa estatal y los requisitos de la Ley del SUG en sus artículos 13 y 14 para la creación de nuevas unviersidades, en concreto, de las privadas.

RECHAZO A CAMBIAR LA NORMATIVA SOBRE GALLEGO PARA PROFESORADO

   Por otra parte, en la Comisión en el Parlamento también se ha debatido sobre los requisitos de dominio de la lengua gallega establecidos para el profesorado en Galicia, a raíz de la pregunta formulada por el diputado del PSOE Luis Manuel Álvarez.

   El parlamentario socialista ha reclamado información sobre la postura de la Xunta de Galicia ante las afirmaciones, hace 3 meses, del presidente del PP, Pablo Casado, que, en un "furor centralizador", aseguró que no se podía "permitir" que se seleccionase al profesorado por cuestiones de idioma porque contribuían al "adoctrinamiento".

   Ante la pregunta formulada, el director xeral de Educación, Manuel Corredoira, ha replicado que se trata de un "debate fuera de lugar" puesto que el conocimiento del gallego para el profesorado "es un requisito y así seguira, no hay ninguna previsión de otro tipo".

   Tras lamentar que se "busquen problemas donde no los hay", ha defendido el sistema actual gallego, con plurilingüismo armónico y el "mismo conocimiento tanto del gallego como del castellano" por parte de los estudiantes.

   En su intervención, ha derivado el debate hacia la reforma educativa prevista por el Gobierno central, por considerar que "vuelve atrás 12 años" y pretende dar "títulos gratis". Una última afirmación que el representante socialista ha pedido que se rectificase pero sobre la que el director xeral de Educación matizó que, si no se van a conceder títulos gratis, sí se prevé "rebajar los requisitos" para la obtención de títulos tanto en ESO como en Bachillerato, como consecuencia de una norma "populista" y "regresiva".

    En la Comisión, en respuesta a la pregunta del grupo parlamentario de En Marea sobre incumplimientos de la normativa sobre el gallego en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, el secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, ha comprometido que "en breve" se solucionarán algunos de los temas reclamados y denunciados por la Irmandade da Sanidade Galega.

   En concreto, ha avanzado que está previsto modificar la señalización del aparcamiento, para que figure también en gallego y que tanto la empresa concesionaria del aparcamiento como la responsable de los ascensores están actualizando sus software para que también se incluya el idioma gallego.