25 de febrero de 2020
 
Actualizado 04/09/2008 21:43:24 CET

Pesca.- La Xunta prevé "cerrar" en octubre un plan específico de gestión de la pesca en aguas interiores del Cantábrico

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Recursos Mariños, Antonio García Elorriaga, avanzó hoy que Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco prevén "rematar" y "aprobar" el 1 de octubre un plan específico de gestión de la pesca en aguas interiores de las cuatro comunidades con intereses en el litoral cantábrico. Su objetivo será regular esta actividad bajo similares parámetros para los buques de estas autonomías.

Así lo declaró a Europa Press tras la reunión mantenida hoy con sus homólogos de las autonomías vecinas, en el marco del Comité de Coordinación del Cantábrico, que se celebró hoy en Madrid. García Elorriaga confió en "cerrar" los trabajos vinculados a la elaboración de este plan para su aprobación en la próximo cita, prevista el 1 de octubre en Santiago.

Una de las conclusiones del encuentro de hoy, convocado por la Administración gallega, fue la necesidad de "regular el acceso" de los pesqueros a aguas interiores, según explicó a Europa Press el titular de Recursos Mariños. "Hasta la fecha se hacía una solicitud y se autorizaba al barco en cuestión a faenar", señaló.

Unos 15 buques gallegos de la flota del cerco, dedicados a la captura de diversas especies pelágicas como la sardina, caballa, jurel o, en su día, la anchoa, faenan habitualmente en aguas asturianas, cantábricas y vascas. Estas embarcaciones alternan el trabajo en las pesquerías de estas comunidades con el del litoral gallego.

El titular de Recursos Mariños destacó el "resultado positivo" del encuentro de hoy, que se produce a pocas semanas de que varios cerqueros gallegos denunciaran haberse visto obligado a abandonar las aguas interiores asturianas por conflictos con los profesionales del Principado. En esta línea, García Elorriaga señaló que los cuatro representantes de la Cornisa Cantábrica lograron dejar "desatrancado" este problema e impulsar una solución.

PLAN DE "RECIPROCIDAD"

El objetivo de las cuatro administraciones pesqueras será "consensuar" una serie de criterios que garanticen la "igualdad de trato" a todos los buques, con independencia de su origen. "Un barco gallego podrá pescar en los mismos caladeros que uno vasco y hacer las mismas operaciones sin mayor problema", expuso. La misma situación se aplicará a la inversa, como reconoció.

Aparte, García Elorriaga avanzó que el plan de gestión tendrá en cuenta la presencia "habitual" o la "frecuencia" con la que una embarcación trabaja en las distintas pesquerías situadas en aguas interiores del Cantábrico, así como el estado de los recursos en cada momento.

A estos criterios, se sumará la "reciprocidad" del acuerdo, que obligará a las cuatro comunidades a ceder en ciertas cuestiones aunque también a recibir determinadas ventajas. "Acordaremos un plan de reciprocidad, que establecerá condiciones similares para las cuatro comunidades", reiteró.