Actualizado 31/05/2007 18:34 CET

Innova.- Las patentes solicitadas en las islas crecieron más de un 16 por ciento en 2006

PALMA DE MALLORCA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Las patentes solicitadas en las Illes Balears crecieron un 16,4 por ciento en 2006, con 71 nuevas ideas protegidas frente a las 61 que se registraron un año antes y, sumadas a las obtenidas en el último cuatrienio, dan como resultado un desarrollo del 138,1 por ciento, según datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Respecto a estas cifras, fuentes de la Conselleria de Economía, Hacienda e Innovación explicaron a Europa Press que estos resultados suponen un "avance importante" para la investigación científica en nuestra Comunidad Autónoma y toman mayor relevancia cuando se cotejan con épocas anteriores, como 2002, cuando se solicitaron sólo 21 patentes.

Para este departamento del Govern, la principal causa de la evolución positiva en el registro de licencias el incremento de los recursos que vino aplicando los últimos años, que incluye la subvención de las solicitudes de patentes, aspecto al que en 2004 dedicaba 5.000 euros y que en 2006 crecieron hasta los 89.000 euros, lo que supone una evolución del 1.680 por ciento.

Concretamente, en 2005 se registraron 61 solicitudes de patente en las Illes Balears, lo que ya supuso un desarrollo del 45,2 por ciento respecto al año anterior, cuando se contabilizaron un total de 42, con una reducción del 27,6 por ciento respecto a 2003, cuando se alcanzaron las 58, con un 176,2 por ciento de evolución respecto al ejercicio anterior.

Cabe señalar que estas ayudas fueron canalizadas a través de la Dirección General de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación, que ha venido favoreciendo que científicos y empresas soliciten más financiación para sus proyectos, a fin de que evolucione este sector, a pesar de que la economía balear está muy basada en el de Servicios.

EL TRIPLE DE AYUDAS

El Govern triplicó este año las ayudas para destinadas a investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) con once nuevas líneas por valor de 2.435.977 de euros, destinadas a impulsar este tipo de iniciativas en el archipiélago, con lo que esperan que Baleares se convierta en una Comunidad puntera en materia de investigación biotecnológica en el plazo de unos cinco años.

Para ello, se crearon seis compañías comerciales surgidas directamente del entorno científico ('spin-off', en la terminología técnica al uso) y, además, se pusieron en marcha las subvenciones para paliar los altos costes de las patentes nacionales e internacionales, que permiten exclusividad en la fabricación del producto acreditado como propio.