26 de febrero de 2020
 
Actualizado 05/05/2007 0:12:12 CET

27-M.- Carod-Rovira afirma que el proyecto del Bloc no irá "contra nadie" sino que velará por una Mallorca "más justa"

El presidente de ERC asegura que puso toda su "energía positiva" para que Esquerra entrase a formar parte de la coalición

PALMA DE MALLORCA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, afirmó hoy en Palma que Esquerra, con su participación dentro del Bloc per Mallorca, apostará por un proyecto que no irá "ni contra el PP ni contra nadie" sino que luchará por conseguir una isla "mejor, más justa, abierta y más protectora de su patrimonio natural y cultural".

Así lo manifestó durante el acto de presentación de los candidatos de Esquerra que concurrirán tanto en las listas municipales como en las autonómicas, donde consideró "imprescindible" el acuerdo de integración dentro del Bloc, junto a PSM y EU/Els Verds, al compartir las tres formaciones la opinión de que Mallorca "puede funcionar mejor estando en manos de otra gente", es decir, de un gobierno "nacional y de progreso".

Acompañado por el presidente de Esquerra en Baleares, Joan Lladó, el líder de ERC aseguró que él mismo puso toda su "energía positiva" para que Esquerra formase parte de la coalición y fuese, de este modo, "coprotagonista y corresponsable" del proyecto del Bloc. "He usado mis funciones como presidente de ERC para establecer contactos con Esquerra y hacer entender que era imprescindible compartir este proyecto", remarcó Carod-Rovira.

En su opinión, conseguir un cambio tanto en Mallorca como en Baleares es "más fácil" con un nuevo gobierno de izquierdas y nacional, recordando al mismo tiempo la participación de ERC en el Ejecutivo catalán, caracterizado, dijo, por estos rasgos ideológicos. En este sentido, recalcó que esta misma situación podría producirse en las islas "siempre respetando la decisión que libremente tome el electorado".

Carod-Rovira defendió que su presencia en Palma va dirigida a "reafirmar" el proyecto del Bloc dentro de un panorama "muy abierto y cambiante". Según manifestó, la sociedad debe ver que la apuesta de la coalición "no es antinadie", sino que aspira a lograr "una Mallorca mejor que seguro que muchos mallorquines imaginan". Asimismo, expresó su convicción de que "se sabrá aprender de errores anteriores tal como en Cataluña hemos aprendido de errores que nosotros mismos cometimos cuando gobernamos".

Al mismo tiempo, el vicepresidente de la Generalitat catalana reconoció que, para Esquerra, la entrada en el Parlament daría a la formación una satisfacción "histórica" ya que supondría "volver a conectar con las raíces de un mallorquinismo democrático, republicano y de tradición progresista, junto a la aparición de generaciones más jóvenes que ven necesario avanzar con otras formaciones políticas desde Mallorca pero compartiendo amplios espacios de complicidad e interés con otros territorios como Catañuña y Comunidad Valenciana".

El vicepresidente de la Generalitat catalana aseveró asimismo que una de las cosas por las que habría que apostar desde el gobierno es la consecución de un espacio de confianza "más grande" entre los diferentes partidos que aspiren a gobernar de nuevo. Respeto al resultado de los comicios, manifestó su intención de "no adelantar acontecimientos, la gente ya votará y lo importante es que Esquerra forma parte con naturalidad del paisaje político mallorquín y balear".

DECLARACIONES DE MATAS

Por último, se refirió a las declaraciones efectuadas en 2005 por el presidente del Govern, Jaume Matas, cuando Carod-Rovira presentó en Palma su libro 'Noms que perduren' y el jefe del Ejecutivo le recriminó que "no era bienvenido en las islas". "Respeto las declaraciones de todo el mundo pero lo que está claro es que en Mallorca me siento tan bien como en Tarragona, mi ciudad, y respetaré las ideas de Matas aunque no las comparta", remarcó.