Actualizado 18/12/2021 20:00 CET

Armengol ve una "irresponsabilidad" que Aragonès no participe en la revisión de la financiación

Debate en el Congreso Extraordinario del PSC entre la presidenta balear, Francina Armengol; el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig y la ministra Raquel Sánchez.
Debate en el Congreso Extraordinario del PSC entre la presidenta balear, Francina Armengol; el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig y la ministra Raquel Sánchez. - PSC

La presidenta balear acusa al PP de asumir y blanquear postulados de la extrema derecha

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha tachado este sábado de "grave irresponsabilidad democrática" que el presidente del Ejecutivo catalán, Pere Aragonès, no prevea participar en el debate para revisar el sistema de financiación autonómica.

Lo ha dicho en un debate junto al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en el Congreso Extraordinario del PSC que este mismo sábado votará a su líder en el Parlament, Salvador Illa, como primer secretario.

"Puedes defender el proyecto que quieras democráticamente, pero tienes una responsabilidad como presidente", ha advertido Armengol sobre Aragonès, y ha remarcado que las mesas de negociación como esta abordan cuestiones que afectan a Cataluña y que, si no está su presidente, nadie defiende sus intereses.

Ha insistido en que se trata de una irresponsabilidad y ha criticado que "la batalla entre la derecha y el independentismo les va muy bien para sacar votos, pero le va muy mal a los ciudadanos, que necesitan servicios públicos".

POSTURA DE LA DERECHA

Ha agradecido al Gobierno de Pedro Sánchez haber planteado una propuesta de sistema de financiación --sobre población ajustada-- y ha apostado por debatirla y asegurar una posición de igualdad, cambiando una situación en la que ha dicho que Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña están infrafinanciadas.

Se ha mostrado convencida de que se podrá alcanzar un acuerdo, como se consiguió con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, según ella, que ha admitido que le "preocupa la posición de la derecha, que no está muy por la labor de cohesionar".

Ha calificado de terrible la entrada de la extrema derecha a las instituciones, y ha acusado al PP de entregarse a sus postulados y de estar haciendo un "blanqueamiento de un discurso muchas veces incompatible con una democracia del siglo XXI".

PEDAGOGÍA

Considera que desde el centro existe una "idea de España que no representa la riqueza y pluralidad de todo el Estado" y ha llamado a hacer pedagogía en este sentido, tras lo que ha apostado por la descentralización, porque se gestiona mejor desde la proximidad, algo que ha ejemplificado defendiendo que ella conoce mejor que Moncloa la situación de Formentera.

Ha insistido en hacer pedagogía para explicar las singularidades existentes en el territorio español, y ha asegurado que le duele que se pueda afirmar que el catalán no es una lengua de España: "Significa que tenemos que explicar muchas cosas, y yo estoy dispuesta a seguirlas explicando".

"Hay una visión centralizadora y centralista en España histórica", ha añadido Armengol, que ha asegurado que se puede avanzar en la descentralización tomando decisiones de forma conjunta y descentralizando competencias.