Publicado 04/08/2015 15:09CET

Aumenta en un 92,6 por ciento el tiempo de espera para operarse desde 2011

PALMA DE MALLORCA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El tiempo de espera para someterse a una intervención quirúrgica en los hospitales públicos de Baleares se ha incrementado en un 92,6 por ciento en los últimos cuatro años, al pasar de los 54,3 días de media en 2011 a los 104,6 a finales del pasado mes de junio, tal y como ha informado en rueda de prensa el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster.

Según ha explicado durante el acto, acompañado por el director de asistencia sanitaria, Nacho García, en junio de este año había 13.166 pacientes pendientes de ser operados, un 4,12 por ciento más que en 2011 (12.645).

En la actualidad hay 2.313 personas que esperan más de seis meses para ser intervenidas, 556 de las cuales superan el año, mientras que, ha apuntado Fuster, hace cuatro años no había ningún paciente que esperase más de 180 días.

En lo que a las consultas con el especialista se refiere, la lista de espera ha aumentado un 21,99 por ciento en los últimos cuatro años. En concreto, a 30 de junio había 52.740 pacientes pendientes de una cita con el especialista, una cifra superior a las 43.233 personas registradas en 2011. La media del tiempo de demora se ha incrementado un 126,47 por ciento de 2011 A 2015, ya que ha pasado de 36,64 días a 82,99.

Mientras tanto, el pasado mes de junio había 21.859 usuarios que esperaban más de 60 días para una consulta con el especialista, 7.043 de los cuales superaban los seis meses. Se ha registrado un aumento de 14.303 personas (un 189,29 por ciento) respecto a los 7.556 pacientes que esperaban en 2011.

Fuster ha especificado que, del número total de consultas a de 30 de junio de este año, 11.588 corresponden a la especialidad de traumatología y cirugía ortopédica, 11.424 a la de oftalmología, 5.089 a la del aparato digestivo, 4.225 a la de otorrinolaringología y 4.052 a la de dermatología.

Pese a resaltar que las patologías graves reciben una respuesta "casi inmediata" por parte del sistema sanitario, el director general ha manifestado que las cifras "no son buenas puesto que reflejan a personas que sufren", por lo que ha anunciado que su departamento elaborará un plan de choque dirigido a reducir el número de personas que se encuentran en lista de espera.

"Nuestra obligación es realizar todos los esfuerzos necesarios para mejorar la situación", ha incidido Fuster, quien ha incidido en que el plan de choque buscará mejorar la eficiencia y actuar sobre el tiempo de las intervenciones y comprobar que se están haciendo todas las intervenciones, además de reforzar la coordinación entre los distintos niveles asistenciales.

Fuster se ha mostrado partidario de llevar a cabo una actividad extraordinaria con recursos propios, acudiendo a la actuación concertada en caso de que aquéllos fuesen insuficientes. En cuanto al coste de todo ello, ha manifestado que en estos momentos "es muy difícil estimarlo".

NOMBRAMIENTOS

Por otro lado, en relación con los nuevos nombramientos en los distintos centros sanitarios de las islas, el director general ha apuntado que para el hospital de Son Espases se baraja el nombre de tres personas "con las que hemos hablado y hemos tenido un primer contacto", si bien ha especificado que aún no se ha decidido quién será el gerente de la instalación. "En pocos días estará resuelto", ha apuntado.

En cuanto al hospital Can Misses, en Ibiza, ha sido nombrado como gerente el hematólogo Josep Balanzat, y en el Comarcal de Manacor, Catalina Vadell.