Publicado 10/01/2022 13:04CET

Autorizan la construcción de un almacén para recambios de SFM en la estación de enlace

Archivo - Reunión del Consell de Govern.
Archivo - Reunión del Consell de Govern. - CAIB - Archivo

PALMA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Govern ha autorizado a Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) a iniciar el contrato para la ejecución de la obra para construir una nave en la estación de enlace como almacén de recambios para el mantenimiento de las instalaciones de electrificación de la red.

Esta actuación está incluida en las actuaciones previstas en el Plan Director Sectorial de Movilidad de Baleares, que está vigente actualmente.

A consecuencia de la puesta en servicio el 2019 de las nuevas instalaciones asociadas a la electrificación en los ramales de vía única, que supone casi haber duplicado el número de instalaciones, ha sido necesario aumentar el nivel de los stocks de materiales de repuesto, especialmente los necesarios para hacer frente a posibles incidencias, según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo autonómico, Iago Negueruela, en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern.

Hasta el año 2019, todo el material de repuesto de catenaria estaba distribuido en varias dependencias de las instalaciones de SFM en Son Rutlan y en un espacio habilitado en la subestación de Festival Park.

Además, en los terrenos de la estación de enlace también hay depositados materiales al aire libre, como palos de electrificación, entre otros.

Así, la correcta gestión de los materiales de repuesto de electrificación requiere la construcción de un almacén especialmente condicionado para esta finalidad, como se ha previsto en el proyecto del encabezamiento.

La actuación viene motivada porque actualmente el espacio disponible para el depósito de materiales es insuficiente o no tiene las características adecuadas.

Además, el material de repuesto para el mantenimiento de la catenaria tiene un valor elevado, a causa de la presencia de cobre en grandes cantidades.

Esto hace que las bobinas de cable para reposición de hilo de contacto o sustentador se tengan que almacenar en espacios cerrados y muy controlados, de forma que se dificulten al máximo los robos de material.

Según han señalado en nota de prensa, tampoco es adecuado el depósito de materiales al aire libre, como sucede a la estación de enlace o en Festival Park, que hace que los materiales se deterioren más rápidamente por efecto del agua o de los agentes atmosféricos.

Además, las dependencias disponibles en Son Rutlan desaparecerán en los próximos años a consecuencia de la reforma de los talleres. Así, se prevé que en los próximos años se tenga que hacer una reforma de los talleres de SFM para adaptarlos a las necesidades y al nuevo material móvil que está previsto adquirir.

Esto hará que todos los materiales para el mantenimiento de las instalaciones de electrificación se tengan que trasladar a otro emplazamiento en un futuro próximo.

Por su parte, el almacén proyectado dispone de características especialmente diseñadas para la función a la cual se quiere destinar.

Se trata de una nave con dimensiones especialmente pensadas para poder introducir y organizar los materiales de electrificación, con una única puerta y sin aperturas a nivel de la calle que, junto con las cámaras y el control de accesos, permitirán poder gestionar y custodiar correctamente y eficientemente estos recambios.

La ubicación del nuevo almacén en la estación de enlace es óptima desde el punto de vista del mantenimiento. Según han apuntado, el emplazamiento elegido para la nueva nave tiene dos ventajas importantes en relación con otras ubicaciones posibles.

La primera ventaja tiene que ver con la localización de la estación de enlace en medio de la red ferroviaria, a 33 km de Palma y 31 km de Manacor, que hace que en caso de necesidad se minimice el tiempo para acceder a los materiales de mantenimiento.

La segunda ventaja hace referencia a la accesibilidad a la nave por vía y por carretera. Por vía se podrán cargar materiales en dresina, ya sea desde los alrededores de la misma nave o desde el paso a nivel de servicio que hay en la estación.

Por carretera, la nave tendrá un único acceso a través de este paso a nivel de servicio, lo cual hace que el acceso viario esté muy controlado, de forma que se contribuye a la seguridad de la instalación.

El presupuesto base de licitación asciende a la cantidad de 635.037 euros y el plazo de ejecución previsto para la obra es de cinco meses.

ALIMENTADOR DE ACOMPAÑAMIENTO

Por otra parte, el Consell de Govern ha autorizado a SFM a iniciar el contrato para la instalación de un alimentador (feeder) de acompañamiento en el tramo Palma - es Caülls por un importe de 2,5 millones de euros.

Según ha explicado el Ejecutivo en nota de prensa, para garantizar su buen funcionamiento, en caso de quedar fuera de servicio la subestación de Son Costa, es necesario dotar a la catenaria del tramo de vía comprendido entre las subestaciones de Son Costa y Festival Park de un alimentador de acompañamiento.

Según han recordado, el pasado 1 de mayo de 2018 se produjo un incendio en la subestación de Son Costa que calcinó varias cabinas de corriente continua y produjo daños de diversa consideración en toda la subestación, así como en la línea aérea de contacto.

Por ello, la instalación de este alimentador se hace necesaria para poder garantizar la circulación de trenes en caso de que se repita un episodio igual o similar.

La instalación del alimentador tiene por objetivo evitar excesivas caídas de tensión en el tramo en caso de que la subestación de Son Costa quede fuera de servicio.

La actuación principal consiste en la instalación de dos cables de cobre de 300 mm2 en cada vía para aumentar la sección de catenaria, así como todos los trabajos adicionales necesarios para su correcta instalación.

El presupuesto de licitación asciende a 2,5 millones de euros con un plazo de ejecución de siete meses.

Contador

Para leer más