Las carreras ilegales de coches en polígonos de Palma concentran a unas cien personas las noches del fin de semana

Actualizado 09/02/2008 15:29:51 CET

Los polígonos industriales de Son Rossinyol y Son Castelló han acogido fenómenos de este tipo las noches de viernes y sábado

PALMA DE MALLORCA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las carreras de coches ilegales en polígonos industriales de Palma de Mallorca concentran las noches de los fines de semana a unos cien jóvenes "perfectamente organizados" que se reúnen para experimentar la velocidad sus vehículos, que según el oficial de la unidad del Grupo de Acción Preventiva (GAP) de la Policía Local, Óscar González, no suelen ser "de gran cilindrada".

En declaraciones a Europa Press, González explicó que el fenómeno de las carreras ilegales en la capital balear se ha dado con mayor frecuencia en el Polígono de Son Castelló y en el Polígono de Son Rossinyol, si bien recalcó que el GAP no ha detectado actividad de este tipo en los últimos cuatro meses, ya que esta unidad de la Policía Local ha establecido una "presencia constante" de agentes en estos puntos para evitar estas congregaciones.

Según el oficial, los jóvenes que se concentran para realizar las carreras están "perfectamente organizados", ya que no se trata de encuentros espontáneos sino de concentraciones previamente convocadas por internet y a través de teléfono móvil, lo que según González, hace más complicado el montaje de dispositivos por parte de las autoridades "ya que los jóvenes se mueven con mucha facilidad de un punto a otro".

El perfil de los participantes, según el oficial, es de jóvenes de entre 18 y 30 años de edad, que utilizan coches de todo tipo, aunque la mayoría se caracterizan por ser utilitarios, descartando los de gran cilindrada. González llamó también la atención sobre el hecho de que al lugar de las carreras también asistan jóvenes menores de edad, que acuden a las concentraciones en motocicletas.

Asimismo, subrayó que en las convocatorias se ha registrado la presencia tanto de hombres como de mujeres y remarcó que, hasta la fecha, el GAP desconoce si se han llevado a cabo apuestas ilegales en este tipo de carreras, o si por el contrario sólo se celebran con la intención de mostrar la potencia de los automóviles al resto de asistentes.

González explicó que el GAP actuó en la capital balear antes de que sucedieran la mayor parte de las carreras y señaló que, en las ocasiones en las que se ha tenido que intervenir en el último año por este motivo, también se actuó para evitar el consumo de drogas y alcohol en la vía pública. "No se ha pillado a nadie in fraganti, lo que no quiere decir que no se hayan producido más carreras", sostuvo González.

El GAP cuenta con un total de 23 agentes y tres oficiales que trabaja desde hace un año para velar por la seguridad de ciertas zonas de Palma, tratando de prevenir la formación de bandas en los barrios, los problemas vecinales y el consumo de drogas en las calles, entre otros aspectos.